En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

martes, 11 de marzo de 2014

EN MISA DEL 10 DE MARZO... El poder de discernimiento cristiano

Día soleado, cielo azul... un día precioso, en la capilla silencio y recogimiento.

La homilía del cura se basó en esta lectura.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (25,31-46):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme." Entonces los justos le contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?" Y el rey les dirá: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis." Y entonces dirá a los de su izquierda: "Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis." Entonces también éstos contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?" Y él replicará: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo." Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.»

Nuestro cura empezó diciendo que esta lectura es un compendio de situaciones que se nos plantean a todo cristiano y que casi no hay ni que comentar, el cura nos comentó que a él le cuesta y mucho llevar a buen término lo que nos plantea la lectura, una confesión la suya que me hizo reflexionar.

En cuanto a la lectura y lo de dar de comer a los que tienen hambre, hospedaje, visitar enfermos... él mismo confesó que muchas veces le cuesta llevarlo a la práctica y puso ejemplo en el trabajo de Cáritas en el pueblo (en el que participo, contando al cura el equipo lo formamos cuatro) y que hizo constancia de que muchas veces cuesta ver la necesidad del otro cuando ese "otro" miente, oculta datos, engaña... (aquí hago un inciso, a mi modo de ver el que miente se hace daño a si mismo... pero claro, si con engaños llega a recibir ayuda y por ayudarle al que miente dejamos sin nada al que lo necesita de verdad entonces también fallamos nosotros... es complicado hacerlo todo bien y no cometer errores...) volviendo a la homilía, nuestro cura nos hizo ver que en nuestro día a día tenemos que procurar ver el rostro de Jesús en los demás, en esa vecina antipática, en ese familiar insoportable, en esa persona que nos hizo mal... ¿qué difícil, verdad...? pero ahí está la clave de todo, la lucha diaria que tenemos que llevar a cabo para no caer en la desazón y en la desesperanza... hay que hacer muchos esfuerzos pero nunca debemos perder la esencia de discernir, aunque nos cueste un mundo.

Y para acompañar esta hermosa fotografía con una puesta de sol... porque por malo que fuese el día, siempre habrá otro día esperándonos.