En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 16 de marzo de 2014

EN MISA DEL 14 DE MARZO DE 2014... Empezar de cero, nuestro gran reto y nuestra gran oportunidad.

Día precioso, viernes soleado y agradable temperatura... siempre da gusto ir al encuentro de la palabra y del recogimiento y más en días así.

La homilía fue corta, pero intensa, basada en esta lectura:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,20-26):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si no sois mejores que los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: "No matarás", y el que mate será procesado. Pero yo os digo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado. Y si uno llama a su hermano "imbécil", tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama "renegado", merece la condena del fuego. Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Con el que te pone pleito, procura arreglarte en seguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último cuarto.»

Nuestro cura empezó diciendo que por la lectura pareciera que Jesús no quisiera que se siguiera la ley de Moisés que era seguida a rajatabla por los escribas y fariseos, pero no es así... tal vez Jesús nos exija más, pero nos exige mejor, de otra manera... veremos como hace alusión en la lectura al mandamiento de "no matarás" desde luego está claro, pero a continuación nos invita a la reflexión, a ver otras faltas más "cotidianas" pero que tienen remedio, como eso de no llamar "imbécil" a tu propio hermano, esas rencillas a las que no ponemos remedio, el intentar la reconciliación antes de llegar a mayores, esos actos son importantísimos, y de ahí las palabras de Jesús, pero amigos... ¿qué difícil es, verdad?, es complicado poner la otra mejilla, ceder, buscar la concordia con personas que no merecen nada... pero ahí está la clave, la felicidad y la vida... en esos detalles cotidianos en los que podemos dar más de lo que damos, porque siempre se puede empezar con alguien de cero, darse otra oportunidad, al menos a tí mismo, para no acabar siendo algo que no quieres ser... si las personas te hacen daño, no lo hagas tú... no devuelvas lo mismo.

Jesús exige, pero sabe bien lo que te exige, desde el amor profundo que nos tiene.

Para acompañar este comentario y siendo este el último fin de semana del invierno os dejo este precioso cuadro con temática de camino, que tanto me gustan... se trata del cuadro del artista inglés James Paterson que lleva por título The last turning, winter, Moniave (algo así como el último desvío, invierno, Moniave...) pintado en 1885

Fuente: www.bbc.co.uk

Otro invierno que pasa en nuestras vidas, otra primavera que llega... todo empieza de nuevo si tú quieres.