En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 27 de julio de 2014

HISTORIAS GALLEGAS DE EMIGRACION... El documental Avión, el pueblo ausente.

El viernes noche pude ver este documental sobre la emigración gallega, en esta ocasión se centraban en el pueblo orensano de Avión (el nombre no viene de los aviones sino del río Avia) un pueblo muy marcado por las idas y venidas de gallegos que han emigrado a lo largo del tiempo, donde es palpable la pujanza de la emigración, con casas estupendas, y una renta per cápita superior a la media, pero no todo es maravilla, detrás hay muchas historias buenas y malas.

Según las estadísticas desde 1880 hasta 1975 han emigrado más de dos millones de gallegos, teniendo en cuenta que en la actualidad hay menos de tres millones de gallegos viviendo en Galicia esto da idea de cuantas historias de emigración hay en cada familia de Galicia, este es el enlace al reportaje, dura casi una hora pero es historia de Galicia y de sus gentes.


En mi familia también hubo emigración, ahora mismo soy yo la única que no vive en Galicia...

El documental cuenta lo bueno y malo de la emigración, las separaciones y eternas despedidas, del carácter emprendedor de los gallegos y de la manera de trabajar de las personas que se van a buscar un futuro mejor.

Esta foto de estos dos niños tiene su historia, como cuenta el fotógrafo que los inmortalizó en el puerto de La Coruña, llegaron tarde y el barco ya había partido, así que el cura que normalmente iba a las salidas de los barcos (para confesar y confortar en lo que podía) los recogió y se los llevó al puerto de Vigo donde pudieron embarcar en el barco dado que recogía gente allí también, y así que los niños pudieron irse y reunirse con sus padres emigrados previamente.


Historias de niñas pequeñas que se embarcaban con sus hermanos más pequeños para reunirse con sus familias, hay una foto en el reportaje de esa niña que te parte el alma.

No todo era malo, hay historias de superación, de personas que sin estudios consiguieron formar empresas y hacer mucho valor de su trabajo, también historias de pérdida y de familias rotas.


Servidora de ustedes también ha salido de Galicia para vivir en Madrid, como tantos otros... la morriña siempre queda, pero Galicia siempre va donde vaya un gallego.

Con este comentario me despido de vosotros hasta mañana... Un abrazo!