En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

lunes, 11 de agosto de 2014

EN MISA DEL 10 DE AGOSTO... Ayudémonos entre todos para tener más Fe.

Mañana de domingo con temperaturas agradables, pena que en la iglesia no se guardase el respeto al silencio, hay días en que no te escuchas ni tus pensamientos...

La homilía se basó en esta lectura.

Lectura del santo evangelio según san Mateo (14,22-33):

Después que la gente se hubo saciado, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba allí solo. Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma.
Jesús les dijo en seguida: «¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo!»
Pedro le contestó: «Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua.»
Él le dijo: «Ven.»
Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: «Señor, sálvame.»
En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: «¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?» En cuanto subieron a la barca, amainó el viento.
Los de la barca se postraron ante él, diciendo: «Realmente eres Hijo de Dios.»

Esta lectura es la que continúa a la del domingo pasado, aquí nuestro cura se explayó con una homilía bastante densa, he intentado retener e interiorizar todo, pero no sé si lo he conseguido... lo que nos comentó es que "la barca" se entiende que por un lado somos nosotros mismos que como creyentes tenemos que pasar por muchos avatares a lo largo de la vida, en el que habrá momentos en los que nos sintamos tambalear y caer, esto no es malo, dado que caer y querer levantarse es un buen síntoma, lo malo es dejarse caer y no querer salir del hoyo, también "la barca" es la iglesia que se enfrenta a muchos avatares también a lo largo del tiempo y que pese a todo sigue en pie haciendo la labor de garante de la Fe y de enseñarnos todo el amor que Dios nos tiene, pero a todo esto nuestro cura nos volvió a decir que nosotros los que tenemos Fe, muchas veces hacemos una "religión a la carta" nos quedamos solo con lo que nos interesa, yendo a misa cada cierto tiempo o cuando nos viene bien... A esto de la "religión a la carta" tengo mis discrepancias, ¿qué pasa entonces con los curas que dan misa y nada más? O que no dan misa diaria pudiendo hacerlo, o que no hacen vida parroquial más allá de lo preciso, muchos sacerdotes me consta que no tienen tiempo, otros sí lo tienen pero prefieren dedicarlo a otros menesteres... ¿qué pasa con esas iglesias cerradas a cal y canto...? en fin, hay mucho que decir por ambas partes, iglesia y feligreses... no somos perfectos, pero tendremos que sentirnos al menos arropados cuando vamos a la iglesia.

También nos habló sobre todas las críticas sobre el sacerdote de la orden de San Juan de Dios infectado por el ébola y que se ha repatriado a España, muchas personas se han ensañado en sus críticas y en ocasión en contra de la iglesia y de esas personas que son tan valiosas para todos, como son los misioneros, monjas y sacerdotes que están en lugares donde nadie iría ni loco... también nos hizo reflexionar sobre las iglesias como refugio para muchas personas en lugares de conflicto, mucho hay que pedir por estas iglesias que están en minoría en lugares donde son el punto de mira para su aniquilación.

En la lectura, Pedro tuvo miedo, pese a que conocía a Jesús y que éste le dijo que no tuviera miedo, y esto nos sigue pasando... pese a todo tenemos miedo e incertidumbre de todo lo de aquí, pero estándo con Jesús ¿qué nos puede pasar?, desde luego, hay que tener mucha Fe, pero Fe de la buena, no la del rito y hacer las cosas porque sí... esa Fe inmensa que hace que contigo nadie pueda, aunque te hagan daño y no tengas nada de nada, esa Fe es la que menos nos enseñan en las iglesias... a veces puede más el rito que otra cosa.

Para acompañar os dejo este precioso cuadro con unos claroscuros maravillosos, se trata de un lienzo del pintor ruso Juluis Sergiud von klever y que lleva por título Jesús caminando por las aguas.


Ojalá que podamos no tener miedo, pero cuando lo tengamos recordemos que Jesús va con nosotros de la mano.