En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 14 de septiembre de 2014

EN MISA DEL 13 DE AGOSTO... Vuelta a misa y el adiós a la pelusa roja

Después del periodo de descanso he vuelto a misa, la verdad es que ya echaba de menos aprender de las lecturas, poca gente en misa y he comprobado que los mil euros gastados en engalanar la iglesia para las fiestas patronales han dado lugar a una iglesia abarrotada de flores con escaso gusto y tan recargado que era ostentoso y vulgar... cosas de los feligreses que gustan de gastar cantidades ingentes de euros cuando las flores cuanto menos y más sencillas mejor que mejor, en fin... el olor a las flores levantaba dolor de cabeza.

La homilía de nuestro cura se basó en esta lectura, bonita por lo sencilla y llena de valores.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,39-42):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los discípulos una parábola: «¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? Un discípulo no es más que su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Hermano, déjame que te saque la mota del ojo," sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano.»

Una de las cosas más complicadas que hay es amar al prójimo, al menos a mí me resulta complicado pero pongo empeño cada día y no es sencillo, por eso la lectura es muy buena, porque hace hincapié en el hecho de la crítica, esa crítica destructiva que todos hacemos y que hace tanto mal, antes de "despellejar" a alguien habría que tomar distancia y reflexionar en el daño que se hace, aunque esa persona sea susceptible del "despelleje" pero no debemos caer en esa trampa, porque todos tenemos nuestro fallos y errores, hay que pensar antes de hacer según que cosas y ante la duda, hablar con Dios, tomar ese momento y ver que seguro no merecerá la pena andar quitando motas de ojos ajenos.

Y al volver a misa después de mi "huida" de las fiestas patronales en honor a la virgen del pueblo (menudo honor... borracheras, descontrol, ruido...) que por lo que he oído han sido salvajes, no me extraña, cada año es peor... juerga a todas horas y discoteca móvil en la plaza del pueblo hasta las siete de la mañana... ¡qué pueblo éste...! o te unes a la juerga o te tienes que marchar, yo he optado por irme... qué remedio...! pues para las fiestas han limpiado a fondo la iglesia, y la pelusa roja, mi compañera de banco ha desaparecido, le faltaba poco para cumplir los dos años... esto es una broma mía, pero antes de irme ya sabía yo que iba a desaparecer y le hice la última foto.


Para saber la historia de la pelusa roja, si tenéis curiosidad, podéis pinchar aquí, donde os hablaba de su pequeña historia y veréis que cumplo mi promesa.