En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

martes, 16 de septiembre de 2014

EN MISA DEL 15 DE SEPTIEMBRE... El dolor inherente a la vida

Tarde tranquila, mucho silencio en misa, muy de agradecer.

La homilía de nuestro cura se basó en esta lectura:

Lectura del Santo Evangelio según San Juan 19,25-27

En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: "Mujer, ahí tienes a tu hijo." Luego, dijo al discípulo: "Ahí tienes a tu madre." Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.

Nuestro cura nos empezó diciendo que este lunes se celebraba el día de la Virgen de los Dolores, servidora de ustedes desde bien pequeña no entiende por qué hay tantas denominaciones distintas para la Virgen, en fin, son cosas que se me hacen complicadas de entender... pero la homilía se basó en el dolor, tanto el físico por el cual cada uno de nosotros tenemos eso que se llama "umbral del dolor" donde unos soportan más o menos, este tipo de dolor es inevitable y en muchos casos se puede paliar y medicar. El peor dolor es el del alma, el sufrimiento que nos produce la vida, las cosas que nos pasan, muchas veces arrastramos dolores de este tipo desde la infancia, nos "pesa" la vida, nos "duele"... para esto el cura nos recomendó confiar en Jesús, esto enlaza con la lectura del domingo, la cruz del día a día pesa menos con Fe, y también nos pidió que nos cerremos en estos dolores, que pidamos ayuda y que ayudemos también, que meditemos mucho y que pidamos el alivio de las mismas.

Para acompañar este comentario, os dejo este lienzo del pintor belga Paul Delvaux, lleva por título Solitude (Soledad) y fue pintado en 1956.


Ninguno de nosotros está solo, aunque nos lo parezca... Todos somos importantes para Dios.