En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

jueves, 16 de abril de 2015

EN MISA DEL 15 DE ABRIL... Hablando de Dios a todos.

Mañana algo fresquita, seguimos con tiempo cambiante... la misa sigue siendo en la capilla, a ver si dura la racha.

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (5,17-26):

En aquellos días, el sumo sacerdote y los de su partido –la secta de los saduceos–, llenos de envidia, mandaron prender a los apóstoles y meterlos en la cárcel común.
Pero, por la noche, el ángel del Señor les abrió las puertas de la celda y los sacó fuera, diciéndoles: «Id al templo y explicadle allí al pueblo íntegramente este modo de vida.»
Entonces ellos entraron en el templo al amanecer y se pusieron a enseñar. Llegó entre tanto el sumo sacerdote con los de su partido, convocaron el Sanedrín y el pleno de los ancianos israelitas, y mandaron por los presos a la cárcel.
Fueron los guardias, pero no los encontraron en la celda, y volvieron a informar: «Hemos encontrado la cárcel cerrada, con las barras echadas, y a los centinelas guardando las puertas; pero, al abrir, no encontramos a nadie dentro.»
El comisario del templo y los sumos sacerdotes no atinaban a explicarse qué había pasado con los presos.
Uno se presentó, avisando: «Los hombres que metisteis en la cárcel están ahí en el templo y siguen enseñando al pueblo.»
El comisario salió con los guardias y se los trajo, sin emplear la fuerza, por miedo a que el pueblo los apedrease.

El cura empezó diciendo que en la lectura de los Hechos de los Apóstoles cuando estando ellos en la cárcel, el ángel les dijo, una vez que les abrió la puerta, que fueran al tempo y les explicara a todos el modo de vida que ellos predicaban... el cura dijo "ale al templo" en plan jocoso y dijo que seguramente lo que se pasaría por la cabeza a cualquiera sería ir a la primera agencia de viajes y comprar un billete lo más lejos posible... los parroquianos le rieron la gracia, yo la verdad no se la ví mucho, pero bueno, el cura y sus chascarrillos son todo un clásico... Prosiguió diciéndo que en el mundo de las empresas a veces se cierran negocios porque no dan beneficios y porque económicamente no es rentable, sin embargo los apóstoles no veían el resultado de llevar a todos el Evangelio, ellos gritaban a todo el mundo que el Señor tiene un plan para todos nosotros, sin importar nada más, así que si los demás no lo sienten o no quieren escuchar no les importaba. Siguió el cura diciéndo que hay que rezar para que la gracia entre en la gente que aún no cree, y puso un ejemplo, cuando el cura presta un libro de índole religiosa reza para que ese libro llegue a la persona a la que se lo presta, pero si luego no pasa nada, pues eso, que no pasa nada (valga la redundancia), el caso es no perder las ganas de llevar la palabra de Dios, porque es un mandato que nos brota del bautismo, es una llamada del apostolado que se indica en ese momento, por eso, dijo el cura, que cuando se bautiza se toca la cabeza y la boca de los niños (pues yo me bauticé y obviamente no me enteré de que esa era mi obligación... hombre siendo un bebé de días, no sé qué se espera que hagamos, luego en la catequesis no recuerdo nada de ese mandato que ya tenía desde el bautismo... una que no se entera, jejeje).

El cura dijo que el resultado de que cada uno intente hacer apostolado no importa, lo bueno es llevar la palabra de Dios, hombre... digo yo que el resultado tiene que verse en algunas ocasiones, no es lo mismo un cura, que su trabajo es pastorear "ovejas" a una servidora, porque si a un cura le importa un bledo el resultado de su parroquia entonces mal vamos, digo yo... tendrá que conocer a la gente que acude, los problemas del pueblo, las actividades que se podrían organizar... en fin, no entiendo bien que él diga que no le importe el resultado... digo yo que un cura no es un "trabajador" cualquiera, y aún así a todo "trabajador" se le ve el resultado de lo que haga, no sé, tal vez no lo he entendido.

Y para acompañar el comentario, y ya que se ha mencionado lo del préstamo de libros, que a veces se prestan para que quien lo lean le llene y le haga descubrir cosas, me viene a la mente este cuadro, del pintor inglés Gwen John y que lleva por título The Precious Book (El libro precioso) pintado C.1926


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.