En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

martes, 28 de abril de 2015

EN MISA DEL 27 DE ABRIL... Los atajos no te solucionan nada.

La misa se ofició en la iglesia, me temo que ya no volveremos a la capilla, había una nueva imágen de la Virgen, apenas se ve, la carita pequeñita, solo el rostro, el resto oropel, capas, corona enorme, flores, luz alumbrándola y dos portavelitas, de esas que metes monedas y se ilumina... en fin, el culto a la imagen exacerbado (es mi opinión). Esta Virgen creo, no estoy segura porque hace poco que vivo en este pueblo, pertenece a una ermita y ahora está en la iglesia, ignoro por cuanto tiempo.

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (11,1-18):

En aquellos días, los apóstoles y los hermanos de Judea se enteraron de que también los gentiles habían recibido la palabra de Dios.
Cuando Pedro subió a Jerusalén, los partidarios de la circuncisión le reprocharon: «Has entrado en casa de incircuncisos y has comido con ellos.»
Pedro entonces se puso a exponerles los hechos por su orden: «Estaba yo orando en la ciudad de Jafa, cuando tuve en éxtasis una visión: Algo que bajaba, una especie de toldo grande, cogido de los cuatro picos, que se descolgaba del cielo hasta donde yo estaba. Miré dentro y vi cuadrúpedos, fieras, reptiles y pájaros. Luego oí una voz que me decía: "Anda, Pedro, mata y come." Yo respondí: "Ni pensarlo, Señor; jamás ha entrado en mi boca nada profano o impuro." La voz del cielo habló de nuevo: "Lo que Dios ha declarado puro, no lo llames tú profano." Esto se repitió tres veces, y de un tirón lo subieron todo al cielo. En aquel preciso momento se presentaron, en la casa donde estábamos, tres hombres que venían de Cesarea con un recado para mí. El Espíritu me dijo que me fuera con ellos sin más. Me acompañaron estos seis hermanos, y entramos en casa de aquel hombre. Él nos contó que había visto en su casa al ángel que, en pie, le decía: "Manda recado a Jafa e invita a Simón Pedro a que venga; lo que te diga te traerá la salvación a ti y a tu familia." En cuanto empecé a hablar, bajó sobre ellos el Espíritu Santo, igual que había bajado sobre nosotros al principio; me acordé de lo que había dicho el Señor: "Juan bautizó con agua, Pero vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo." Pues, si Dios les ha dado a ellos el mismo don que a nosotros, por haber creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo para oponerme a Dios?»
Con esto se calmaron y alabaron a Dios diciendo: «También a los gentiles les ha otorgado Dios la conversión que lleva a la vida.»

Empezó el cura diciendo que a veces en los jardines vemos cómo la gente ataja pisando por donde no se debe y haciendo "tangentes" para atajar, con ello nos saltamos parte del camino, también nos dijo que en los circuitos de carreras vemos como sería mucho más sencillo que los corredores se saltaran las curvas y fueran "por fuera"... a esto se río... ya sabemos que el cura tiene sus chascarrillos. Prosiguió diciendo lo cómodo que sería saltarse los pasos, en la lectura se nos dice que la palabra de Dios es la salvación, pero no podemos tomar solo el 27% de la salvación, sino el cien por cien, lo malo es que todos tendemos a escaquearnos de las cosas, no alcanzar el cien por cien y conformarnos con llegar a los mínimos, a esto el cura volvió a la imagen de la Virgen y nos dijo que hay que buscar la compañía y cercanía de Ella y ser generosos en nuestra vida con Dios, como Ella hizo, prosiguió que la Virgen nos quiere muchísimo y que con nuestros Ave Marías y las visitas para venerarla se lo agradecemos, pero aunque no hayamos alcanzado en la vida nuestros objetivos Ella nos abrirá la puerta de los cielos.

Servidora piensa que si toda la religiosidad consiste en venerar una imagen y rezar determinada oración... pues, pienso que estoy equivocada, yo no pongo "rostro" a la Virgen, y mucho menos me gusta ver esas tallas llenas de ropaje, coronas doradas, joyas y rodeada de dinero... y prefiero rezar con mis palabras, con mi pensamiento y voy más allá, procuro no hacer daño, poner amor en todo (con lo que me cuesta, no os penséis) y tratar de no aborregarme... pero no sé si encajo entonces con lo imperante en las misas... ya me temo que no... pero yo voy a aprender de las lecturas y a vivir en coherencia.

Y para acompañar este comentario, os dejo esta preciosa foto, porque cualquier momento o lugar es bueno para tener nuestras "conversaciones" o "rezos" con Dios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.