En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 19 de abril de 2015

MORIR EN PAZ... Ayudar a vivir hasta que uno muera, la fundación 38 grados.

El pasado viernes en el programa Para todos la 2 pude ver esta entrevista con dos de las fundadoras de la fundación 38 grados, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a personas en su fase final de la vida para que antes de morir puedan realizar ese anhelo o tema pendiente que les ha quedado por hacer, me parece interesante sobre todo porque muchas veces la muerte te llega de mayor y con soledad y el estar acompañado por voluntarios que hagan ese pequeño tema pendiente por tí o que te acompañen en esos momentos me parece fundamental, y más en esta sociedad donde parece que la muerte no existe, no se habla abiertamente, no es un tema del que se enseñe, porque a morir nos deberían enseñar desde bien pronto, porque es un trance por el que vamos a pasar, nos guste o no... en cambio me hace "gracia" que las palabras muerte o fallecimiento, deceso, casi no existan, la gente "desaparece" (en los medios de comunicación se suele decir: hace un año de la desaparición de tal o cual artista... lo de desaparecer tiene una connotación de posible vuelta, dado que puedes "aparecer", todo con tal de no usar las palabras malditas) y debemos ser conscientes de nuestra propia vida unida a nuestra muerte, por eso es bueno que si nos va llegando la hora de morir tengamos nuestras cosas listas, pero siempre hay cosas que no hemos hecho, como bien dicen en la fundación 38 grados, son pequeñas cosas, volver al pueblo donde naciste, ir a ver el mar, reconciliarte con un familiar... detalles que hacen que el paso de esta vida sea lo más sereno y tranquilo, morir en paz, ojalá todos muramos en paz... sería un bonito regalo de la vida.


En la entrevista, de la que os dejo enlace, se les pregunta el porqué del nombre, pues como el logo es una mariposa y éstas para eclosionar del capullo necesitan estar a 38 grados, pues de ahí el nombre.


Hablando de mariposas y la transición que representan me ha venido a la mente una escena muy bonita de la película "la doble vida de Verónica" donde se representan con marionetas, ese trance de la muerte con la vuelta a la vida en forma de mariposa, es alegórico y muy lindo, os dejo enlace a esa escena, espero os guste.


Y ¿qué pediría yo antes de morir?, soy de naturaleza poco pedigüeña, pero me gustaría volver a ver la playa de Samil en Vigo, allí pasé muchos veranos y ahora en Madrid el mar me pilla lejos... ver el mar y las olas y sobre todo olerlo... el olor a salitre y el viento en la cara... eso pediría, aunque el día estuviese encapotado, como la playa de Samil de la foto.


Y también estar en paz conmigo misma, sin rencores ni odios, además para todo creyente la muerte no es el final, es el comienzo de otra vida, por eso hay que sembrar aquí para recogerlo luego, no ser una mala persona y querer mucho (aunque eso me cueste un mundo, sobre todo a la gente mala) y como dice la canción "la muerte no es el final", si no conocéis ese tema, os dejo enlace al comentario donde puse la letra completa.

Hasta mañana amigos, vivamos la vida en paz, todos mereceríamos una muerte dulce y apacible, pero al menos que dejemos en esta vida un eco de nuestra existencia bueno, siendo lo mejor que podamos y que nuestra sonrisa y nuestro buen hacer sea lo que nos recuerde... ¡un abrazo a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.