En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

martes, 12 de mayo de 2015

EN MISA DEL 11 DE MAYO... Conversando con Dios

Ya empieza el calorcito, estos días el cielo no tiene ni una nube y el sol luce pero bien...

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (16,11-15):

En aquellos días, zarpamos de Troas rumbo a Samotracia; al día siguiente salimos para Neápolis y de allí para Filipos, colonia romana, capital del distrito de Macedonia. Allí nos detuvimos unos días. El sábado salimos de la ciudad y fuimos por la orilla del río a un sitio donde pensábamos que se reunían para orar; nos sentamos y trabamos conversación con las mujeres que habían acudido. Una de ellas, que se llamaba Lidia, natural de Tiatira, vendedora de púrpura, que adoraba al verdadero Dios, estaba escuchando; y el Señor le abrió el corazón para que aceptara lo que decía Pablo.
Se bautizó con toda su familia y nos invitó: «Si estáis convencidos de que creo en el Señor, venid a hospedaros en mi casa.»
Y nos obligó a aceptar.

El cura nos volvió a recitar parte de la lectura sobre todo el hecho de que los apóstoles trababan conversación con unas mujeres y en esto aparece Lidia que estaba escuchando, se dedicaba a escuchar y es en ese momento cuando el Señor le abre el corazón.

El cura dijo que hay que tener nuestra propia conversación con Dios hay que acostumbrarse a tener cada uno una oración personal. El Evanglio nos lo enseña todo y nos va iluminando para saber entender que es lo que verdaderamente quiere el Señor de nosotros, una vez dicho esto, el cura empezó a decir más cosas, pero por más que puse atención no entendí nada de nada...

La cuestión de nuestra propia conversación con Dios es realmente importante, no a todos (me incluyo) las oraciones o rezos establecidos, rosario incluído, no me llegan tanto como decir lo que quiero decir al Señor con mis propias palabras...

Para acompañar os dejo esta foto que tomé antes de entrar en misa, hace días que veo las rosas preciosas a primera hora... los jardineros del ayuntamiento las riegan y miman...


Así que llevé la cámara para que podáis verlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.