En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

jueves, 14 de mayo de 2015

EN MISA DEL 13 DE MAYO... Siguiendo en el camino.

Mañana muy calurosa, parece verano... bueno, es un calor de verano en mayo, en la iglesia se está bien, porque al ser oscura y casi sin ventanas está en penumbra y fresca.

El cura no basó su homilía en la lectura, sino en la Virgen de Fátima, festividad que se celebraba ayer.

Comenzó poniendo una música de la Virgen de Fátima, pero por más que presté atención no sé si era en portugués o en qué idioma... no se entendía bien, después de la música recordó que en unos meses irán de peregrinaje al santuario de Fátima en Portugal, como dije ayer, a mí esos lugares me parecen parques temáticos y donde el mercadeo anda campante por allí... pero cada uno es libre de opinar y de sentir la Fe de muchas maneras.

El cura dijo que en 2017 se cumplirán 100 años de la primera aparición de la Virgen a los pastorcillos, pero el cura dijo que en 1916 ellos ya habían visto a un ángel de paz que les enseñó las oraciones y los introdujo para que pudieran soportar el sacrificio y también les dió la primera comunión... después dijo que todo esto que hizo el ángel era una preparación para recibir la visita posterior de la Virgen, continuó el cura diciendo que ya estamos en el ecuador del mes de la Virgen y nos invitó a hacer más por escuchar la voz de la Virgen y nos dijo que la Virgen no nos separa de Dios sino que nos acerca a Él.

También nos animó a invocar a los ángeles custodios para que nos digan qué oraciones nos van mejor y para que nos ayuden a practicar con más delicadeza en la eucaristía, para que también nos ayuden a que "se nos aparezca la Virgen, pero que no nos de susto" (esto lo dijo así literal en chascarrillo, pero nadie se rió) y así nos sintamos más hijos suyos, porque aunque parezca que Ella está lejos no lo está y el ángel custodio nos ayuda a prepararnos para quererla más.

Si bien es cierto que hay que querer a la Virgen, pero de nada sirve quererla a Ella si luego no quieres ni al que tienes al lado... el amor, la empatía, ir con la verdad y el vivir en paz y dando paz a los demás, eso seguro que contentaría más a la Virgen que pasarnos tiempo buscando la oración correcta, la invocación adecuada... si luego no lo ponemos en práctica...

Para acompañar, os dejo esta preciosa foto de un camino.


Caminar pese a todo y siempre con ánimo y con Fe es complicado, pero no vamos solos, ni mucho menos... la vida merece la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.