En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

viernes, 15 de mayo de 2015

EN MISA DEL 14 DE MAYO... Sin necesidad de ser testigos oculares.

Mañana muy calurosa, mucho sol y cielo totalmente azul añil.

El cura "no titular" basó su homilía en esta lectura:

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (1,15-17.20-26):

Uno de aquellos días, Pedro se puso en pie en medio de los hermanos y dijo (había reunidas unas ciento veinte personas): «Hermanos, tenía que cumplirse lo que el Espíritu Santo, por boca de David, había predicho, en la Escritura, acerca de Judas, que hizo de guía a los que arrestaron a Jesús. Era uno de nuestro grupo y compartía el mismo ministerio. En el libro de los Salmos está escrito: "Que su morada quede desierta, y que nadie habite en ella," y también: "Que su cargo lo ocupe otro." Hace falta, por tanto, que uno se asocie a nosotros como testigo de la resurrección de Jesús, uno de los que nos acompañaron mientras convivió con nosotros el Señor Jesús, desde que Juan bautizaba, hasta el día de su ascensión.»
Propusieron dos nombres: José, apellidado Barsabá, de sobrenombre Justo, y Matías.
Y rezaron así: «Señor, tú penetras el corazón de todos; muéstranos a cuál de los dos has elegido para que, en este ministerio apostólico, ocupe el puesto que dejó Judas para marcharse al suyo propio.»
Echaron suertes, le tocó a Matías, y lo asociaron a los once apóstoles.

El cura recordó que el 14 de mayo se festeja a San Mateo apóstol que ocupó el lugar de Judas después de su traición porque Cristo quería que fuesen 12 los apóstoles, como 12 fueron las tribus de Israel en el Antiguo Testamento, prosiguió el cura diciéndo que San Pedro a la hora de la elección del nuevo apóstol ejercerá su primacía (aunque si leéis la lectura, no es eso lo que dice) y por eso escoge a San Matías porque fue testigo ocular de los actos de Jesus y además Matías significa "regalo de Dios", pero al final quien realmente lo elige es el Espíritu Santo.

El cura dijo que al final es el Señor quien nos llama a través del Espíritu Santo y que cada uno de nosotros tiene la llamada a la Santidad y al apostolado aunque no seamos "testigos oculares" pero si somos partícipes de su gracia y de su amor y percibimos su presencia.

Y para acompañar os dejo un cuadro de San Matías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.