En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

viernes, 22 de mayo de 2015

EN MISA DEL 21 DE MAYO... Preocuparse por los demás, petición Divina.

Mañana tranquila con fresquito, pero muy llevadero.

La homilía del cura "no titular" se basó en esta lectura

Lectura del santo evangelio según san Juan (17,20-26):

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: «Padre santo, no sólo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también lo sean en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. También les di a ellos la gloria que me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que tú me has enviado y los has amado como me has amado a mí. Padre, éste es mi deseo: que los que me confiaste estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo. Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. Les he dado a conocer y les daré a conocer tu nombre, para que el amor que me tenías esté con ellos, como también yo estoy con ellos.»

Empezó diciendo el cura que la lectura es como la oración "sacerdotal" de Jesús con su padre, es un diálogo íntimo con Dios (lo de sacerdotal no lo entiendo), prosiguió diciendo que para atraer al mundo el conocimiento de Dios debemos estar unidos porque aquellos que nos vean no digan que estamos divididos y debemos hacer ver la unión de Cristo con todos nosotros, por eso el cura dijo que hay que pedir al Señor que estemos firmes en la Fe y que estemos alejados de los demás porque tenemos el ejemplo de Dios que es un padre amoroso y pide que nos preocupemos por los demás.

Como nota curiosa, en medio de la misa entraron un grupo de niños de unos cuatro años, eran del colegio cercano, vivieron de dos en dos con sus manitas juntas y con el baby del colegio... el motivo era que habían elaborado unas flores de papel para la talla de una de las Vírgenes que hay en la iglesia, para hacer la ofrenda fueron de cuatro en cuatro junto con una de las profesoras y al depositar las flores le lanzaban un beso a la talla... me resultó curioso que un colegio público no tenga problemas para hacer esta actividad y más conociendo el "complejo" de muchos que son super laicos pero luego "rascas" un poco y el que más y el que menos se ha bautizado, confirmado y casado por la iglesia... en fin, estas cosas... los niños se portaron muy bien, ni un ruido ni alboroto.

Hoy pedí permiso al cura para hacer una foto de esas pequeñas flores y me dijo que podía hacer la foto (el cura oficial es algo cortante, pero educado...) así que aquí están las flores de los niños.


En mi opinión, está bien la flor y eso... yo seguro que si fuese uno de esos niños preguntaría a la maestra que porque todas las flores a esa Virgen y ninguna flor al resto de tallas, conociéndome luego me daría pena el resto de las Vírgenes... sin flores... en fin, otra cosa es que se le dice a los niños que a la Virgen le gusta las flores, pero también le gusta que te comas todo lo que te ponen de comer, que seas educado y des gracias y pidas perdón... que no chilles, que no patalées y que seas un niño normal... un niño querido, ése es el mensaje, no la flor, pero eso ya "es de mi cosecha".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.