En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 24 de mayo de 2015

EN MISA DEL 22 DE MAYO... Querer más y más

Mañana fresquita pero muy agradable, temperaturas muy suaves y el cielo muy azul.

La homilía del cura fue un tanto rara... es mi opinión y se basó en esta lectura

Lectura del santo evangelio según san Juan (21,15-19):

Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer con ellos, dice a Simón Pedro:
«Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?»
Él le contestó: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
Jesús le dice: «Apacienta mis corderos.»
Por segunda vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?»
Él le contesta: «Sí, Señor, tú sabes que te quiero.»
Él le dice: «Pastorea mis ovejas.»
Por tercera vez le pregunta: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?»
Se entristeció Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quería y le contestó: «Señor, tú conoces todo, tú sabes que te quiero.»
Jesús le dice: «Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, tú mismo te ceñías e ibas adonde querías; pero, cuando seas viejo, extenderás las manos, otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras.»
Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.
Dicho esto, añadió: «Sígueme.»

Empezó el cura diciéndo que cuando te levantas el Señor ya te pregunta si le quieres, todos los días cuando escuchamos la palabra del Señor y rezamos el rosario el Señor nos pregunta si nos quiere, (bueno, el cura se olvida que no todos rezamos el rosario, que yo sepa no es obligatorio...) El Señor me pregunta si le amo y aunque le dices que sí luego te distraes y puso un ejemplo... dijo el cura que le dices que sí y te pones a ver la telenovela y suena el teléfono y te pregunta si le amas enmedio de la conversación (sí, dijo eso del teléfono... ¿lo entendéis?, yo no...) y nos preguntó si se seguían emitiendo telenovelas por la tele (jolín, un cura joven, de mi edad y que no sabe lo que se emite en la tele, que yo sepa la tele no es mala si se emplea bien el tiempo y se escogen los programas, pero un cura debe saber qué pasa en el mundo porque es al mundo a donde va a parar, al mundo de sus ovejas que tiene que pastorear, no vivir en una burbuja... eso es mi opinión).

Continúo el cura diciéndo que el Señor va a nuestro encuentro a todas horas y que el Señor es un "pedigüeño" y un "mendigo" que necesita que le quieran y que incluso en la última cena quería que le quisieran... Dijo el cura que el Señor está cerca de ti y se lo demuestras con tus obras, pero mucha gente no va "más allá" y dicen "ala, ya he cumplido" pero nos olvidamos que el Señor te pide y te pide... el Señor reclama poquito y el cura nos recordó la canción que dice... te quiero más y más y más y cada día más...

En fin, pienso que el Señor quiere que le quieras pero también que queriéndolo a Él es como querer a todos, a tus hermanos, al que te hiere y te hace mucho daño (esto es lo complicado y donde radica todo...)

Y para acompañar el comentario, os dejo este cuadro de Ramón Casas i Carbó, pintado circa 1900 y que lleva por título Cansada.


Ojalá nunca nos cansemos de entender el amor que predicaba el Señor, un amor tan inmenso que no somos capaces de interiorizarlo y de entenderlo, un mensaje tan revolucionario que debería calar más de lo que cala.

Y con este comentario me despido hasta mañana, feliz incio de semana a todos, haced todo el bien que podáis y abrir más el corazón, aunque muchas veces nos llevemos muchos chascos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.