En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

viernes, 29 de mayo de 2015

EN MISA DEL 28 DE MAYO... Con el bautismo todos somos como "sacerdotes".

Mañana preciosa, luminosa y con cielos azules...

La homilía del cura "no titular" se basó en esta lectura:

Lectura del santo evangelio según san Lucas (22,14-20):

Llegada la hora, se sentó Jesús con sus discípulos y les dijo: «He deseado enormemente comer esta comida pascual con vosotros, antes de padecer, porque os digo que ya no la volveré a comer, hasta que se cumpla en el reino de Dios.»
Y, tomando una copa, pronunció la acción de gracias y dijo: «Tomad esto, repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé desde ahora del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios.»
Y, tomando pan, pronunció la acción de gracias, lo partió y se lo dio, diciendo: «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía.»
Después de cenar, hizo lo mismo con la copa, diciendo: «Esta copa es la nueva alianza, sellada con mi sangre, que se derrama por vosotros.»

Nos dijo el cura que se celebraba el día de todos los curas, su festividad por así decir... y nos dijo que Jesús es el sumo y eterno sacerdote y se ofreció voluntariamente como cordero para la redención de nuestros pecados y en la cruz de su calvario es constituido como sacerdote para siempre ya que una sola gota de su sangre hubiera bastado para salvarnos a todos, además dijo el cura que todos cuando nos bautizamos nos convertimos en sacerdotes dado que llevamos el mensaje de Cristo con nosotros y los curas ofrecen el sacrificio de Cristo cuando ungen enfermos, cuando ofician misa, cuando dan la comunión, porque todo ello lleva al cielo... y el cura hizo esta pregunta ¿qué pasa cuando un cura es pecador pero pese a ello confiesa y da la comunión?, la respuesta fue que no pasa nada porque el pecado no está en la sagrada forma sino en quien la da, pero es totalmente válido y los fieles no dejan de recibir la gracia de Dios... (Ante esto yo digo ¿mande? Osea un cura pecador, con el pecado que sea sigue ejerciendo su oficio y aquí no pasa nada... pues entonces ¿para que queremos curas?, que haya gente voluntaria dando sacramentos y ya está... si lo que cuenta es el rito, pues nos ahorramos curas... vamos, que... hay que ver...)

Luego el cura dejó un simil, dijo que si un leproso nos da un diamante como regalo, aunque él esté enfermo el diamante no lo está y es bueno... en fin... ¡menudo ejemplo!

Total, que da igual lo que haga un cura, ya sé que nadie está libre de pecado, pero hombre... digo yo que hay cosas que no se comprenden, y nada terminó el cura pidiéndonos que recemos por los curas... en fin, hay curas que son como funcionarios, van dan misa y ya está... cerramos ventanillas, y a vivir, y a vivir bien no os creáis, un sueldo muy bueno para que luego digan que no pasa nada... total, qué más da...

En fin... para acompañar este comentario os dejo este lienzo pintado en 1819 por el artista Joseph Mallord William Turner y lleva por título Part of the Façade of St Peter’s (Parte de la fachada de San Pedro).


A veces ante tanto rito, tanto "esto es bueno, esto es malo, esto da igual" por parte de la iglesia, uno se siente pequeño ante algo que nos viene como muy lejano... y no debería ser así, la iglesia a veces se aleja de uno irremediablemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.