En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

jueves, 7 de mayo de 2015

EN MISA DEL 6 DE MAYO... Nada tengo, nada soy.

Ayer la mañana era muy clara, muy luminosa con temperaturas suaves.

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Lectura del santo evangelio según san Juan (15,1-8):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.»

Empezó el cura recalcando que en la lectura se dice algo así como que "Sin mí no podéis hacer nada" y dijo que bueno que si que puedo... me he levantado, he puesto una lavadora... hago cosas sin Jesús y prosiguió diciéndo que pensando así uno va muriendo día a día, porque hay que permanecer en Dios en todo momento, incluso (y siguiendo sus chascarrillos habituales) cuando uno se toma un vinito, también se hace por gloria de Dios, o cuando se toma la comunión, en ese momento se nos abre la eternidad (servidora de ustedes al no comulgar parece que se está perdiendo eso... en fin...)

Terminó diciéndo que sino llevamos dentro el amor de Dios nada sirve para nada, no nos da sentido la vida, sino tengo a Cristo nada soy, nada tengo.

Creo que la vida es complicada para todos, pocos ratos verdaderamente plenos, el resto... luchar con todo, la Fe te sustenta para no desfallecer y para no hacer el mal que ves a tu alrededor, dar bien por mal y si no puedes, al menos apártate y no compliques a nadie la vida, una pena que tantos y tantos católicos de esos que comulgan y que luego ni te devuelven el saludo cuando te los encuentras saliendo de la iglesia donde unos minutos antes el cura decía esas palabras... eso me pasó ayer mismo... somos complicados y es difícil llevar siempre a Dios con uno.

Para acompañar el comentario, os dejo este cuadro... una escalerita al cielo, a ver si pronto nos vamos a un lugar mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.