En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

jueves, 18 de junio de 2015

EN MISA DEL 17 DE JUNIO... La calderilla, la peor pesadilla de nuestro cura.

Mañana muy agradable, sol, cielo azul y temperaturas suaves... aunque ya van en alza...

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,1-6.16-18):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará. Cuando recéis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, cuando vayas a rezar, entra en tu aposento, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará. Cuando ayunéis, no andéis cabizbajos, como los hipócritas que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan. Os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.»

El cura empezó diciéndo que tenía un profesor en su colegio que era muy raro porque después de cada lección acababa repasándola a todos mediante juegos y así se afianzaba lo enseñado, prosiguió diciendo que a todos nos gustan los juegos porque tenemos que ser niños delante de Dios, el juego con Dios consiste en jugar a los secretos, como los niños pequeños, menos las niñas que a partir de los 12 años ya no guardan secretos... Permitidme un inciso a esto último... ¡mande! ¿Cómo...? ¿qué es eso de a las niñas a partir de los 12 años ya no guardan secretos...? ¿en qué se basa el cura...? misterios de este cura digo yo, debería explicar sus fuentes... jejeje, de pena, vamos...

Volvemos a la homilía y lo de su explicación de los "juegos y secretos", dijo que ser santo solo debería contar ante tu padre, disimularlo bien, que no se note nuestra caridad, nuestros rezos, todo hay que ofrecerlo a Dios y que solo Él lo sepa, y que si das algo de buena gana que ese "algo" no sea un alarde, prosiguió diciendo que cuando se pasa el cepillo, entregar menos de 1 Euro es una ordinariez, porque no hay quien cuente las monedas... Permitidme otro inciso... ¿Cómo que es una ordinariez...? pero vamos a ver, todo el dinero es bueno, sea el importe que sea, es más, ¿no ve la parroquia que tiene delante?, en la misa de la mañana solo vamos 10 personas más o menos, y todos jubilados, ancianos, alguna ama de casa... yo soy la única joven haciendo la media semanal, y vamos a ver... ¿tanto le cuesta contar monedas? Acaso tiene tantísimas cosas que hacer... veamos, dos curas o tres en la parroquia, dos misas al día (se turnan) y Cáritas llevada por laicos, catequesis idem... en fin... ¿en qué ocupa su tiempo el buen cura? Jamás lo veo por el pueblo... pero claro contar monedas qué ordinariez, ¿verdad...? qué pena!!!

Acabó diciéndo que hay que dar sonrisas, hacer cosas sin que el que las reciba se de cuenta... no hace falta poner los ojos en blanco al rezar, ni hacer aspavientos para que todos vean lo piadoso que eres, no hace falta tanto alarde, lo mejor de nosotros serán nuestras obras y acabó diciendo que hay que pedir a Dios para que nos enseñe a "jugar" (esto último no lo entiendo... lo bonita e instrutiva que es la lectura de hoy y esto es lo que el cura "saca" de ella).

Para terminar, dejo calderilla... la peor pesadilla... jejeje, para el cura vamos, a mí me enseñaron a que todo cuenta y poco a poco se hace mucho... con menos de 1 euro se puede comprar un litro de leche, por ejemplo... no se debe despreciar la calderilla nunca, y menos en una iglesia...


Hace muchos años, sustituí unos meses a una administrativa en una gasolinera en la frontera entre España y Portugal, una gasolinera que tenía mucho movimiento y todos los lunes había que vaciar las máquinas expendedoras y ponerse a contar las monedas... muchísimas... contar y contar y cuadrar las cuentas... se ponían las monedas en una gran mesa y a seleccionar las monedas y meterlas en los canutillos de plástico para llevar al banco... yo como soy muy "germánica" trabajando, no me importaba hacer ese trabajo, es más, me gustaba... y más cuando la caja cuadraba bien... jejeje... eso sí, te quedaban los dedos tiznados y con ese olor a moneda... pero te lavabas bien las manos y listo...!!! el trabajo no es trabajo si lo haces con una sonrisa... aunque sea contando las moneditas que tus parroquianos con buena Fe y amor dejan en el cepillo, querido cura, más sonrisas y menos "ordinariez" por favor... jejeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.