En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

viernes, 19 de junio de 2015

EN MISA DEL 18 DE JUNIO... Vigilantes en el amor, sobre todo por los demás y por los que no te quieren bien en particular.

Mañana super luminosa, buenas temperaturas, buen ambiente en general.

La homilía del cura "no titular" se basó en esta lectura:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (6,7-15):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que lo pidáis. Vosotros rezad así: "Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy el pan nuestro de cada día, perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido, no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno." Porque si perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas.»

El cura dijo que esta lectura nos muestra la oración más bella que nos enseñó el Señor, sobre todo destaca la gran verdad que es que Dios nos escucha siempre, también nos dijo que en el rosario también se dice esta oración (tanto este cura como el titular sacan mucho el tema del rosario, a mí en particular el rosario no me aporta nada y me parece algo alineante... pero hay que respetar a todas las sensibilidades en cuanto a Fe). El padrenuestro es un resumen de vida cristiana, aprendemos con ella a amar y sobre todo a perdonar y con esta oración estamos agradando a Dios, pero si lo rezamos mecánicamente carece de valor, hay que rezar poniendo el corazón y hacer énfasis en cada parte de la misma, por ejemplo, dijo el cura, lo del pan de cada día, que no solo se refiere al pan de la comida sino al pan espiritual, también nos enseña a perdonar sobre todo al que nos hace daño o nos quiere bien (lo que más cuesta sin duda, pero hay que perseverar en ello, uno se siente más libre perdonando que con rencor, pero hay cosas y cosas... complicado a veces).

Terminó el cura diciendo que el Señor nos invita a estar vigilante siempre en el amor.

Y para acompañar este comentario, os dejo este cuadro tan lleno de color, se trata de una pintura de la artista rusa Marianne von Werefkin, titulado "The prayer" (la oración).


Cualquier lugar y momento es bueno para tener nuestro diálogo con Dios, con nuestras palabras, poniendo el corazón... es bueno contar con Él, porque Él siempre cuenta con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.