En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 28 de junio de 2015

EN MISA DEL 26 DE JUNIO... Quedas limpio.

Mucho calorcito y el sol no da tregua, aún así es bueno ir a misa a aprender y a tener un rato de tranquilidad.

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (8,1-4):

En aquel tiempo, al bajar Jesús del monte, lo siguió mucha gente.
En esto, se le acercó un leproso, se arrodilló y le dijo: «Señor, si quieres, puedes limpiarme.»
Extendió la mano y lo tocó, diciendo: «Quiero, queda limpio.»
Y en seguida quedó limpio de la lepra.
Jesús le dijo: «No se lo digas a nadie, pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y entrega la ofrenda que mandó Moisés.»

El cura empezó la misa diciendo que ese viernes era el día en que la iglesia recuerda a San José María Escribá de Balaguer, fundador del Opus, el cura, que creo pertenece a ese grupo se esmeró mucho en darnos un montón de datos, servidora de ustedes no tiene especial simpatía o emoción alguna por esos grupos dentro de la iglesia, no me gusta ser "opus", "kikos" o qué sé yo que opciones, no van conmigo porque yo me siento libre de ir a misa, de tener mi manera de ver la Fe y pienso que los grupos no unen a la parroquia, sino que se alejan o si no perteneces a ellos no eres "tan buen cristiano" como ellos... por eso no me gustan, aunque comprendo que haya gente que esté encantada perteneciendo a un grupo sin más.

La homilía empezó diciéndo que Jesús se compadeció del leproso y le extendió la mano, y dijo el cura que extender la mano a un leproso era cosa como para pensárselo dos veces porque era contagiosa (bueno, creo que científicamente no se contagia así como así, o eso tengo entendido) en el evangelio no aparece quién era el leproso, pero muchos pensaremos "seguro que se lo tiene merecido" o pensaremos seguro que tiene "mucho morro" sería un pedigüeño que como tanta gente quería que le diésemos algo y pensamos "pues al enemigo, ni agua", pero Jesús se compadeció de el.

Como conclusión el cura dijo que tengamos siempre compasión aunque la primera reacción sea otra y acabemos dándole "dos duros”"o bien, diez moneditas de un céntimo para que le cueste llevarlas en el bolsillos sin que se le caigan... (esto amigos lo dijo en tono jocoso, aunque solo se río el cura, creo que tiene nuestro buen cura un problema con la calderilla en general, no le gustan las monedas a tenor por algunas homilías al respecto) y acabó diciendo que dar unas monedillas tampoco cuesta tanto.

No sé, pero la lectura merecía que le hubiera dado otro giro, aunque es pequeña, creo que tiene mucho más significado.

Para acompañar el comentario, os dejo esta ilustración de la lectura de Jesús con el leproso.


Aunque estemos defenestrados, enfermos, casi acabados para todos... habrá que recordar que todos valemos mucho para Dios y siempre nos dará su mano en forma de Fe, la mano que nos liberará de todo.

Por desgracia este fin de semana lleno de malas noticias, de religión mal entendida o entendedia de una manera que da para pensar, aunque nadie parezca querer pensarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.