En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

jueves, 25 de junio de 2015

PRESENTE PERFECTO... Niños de preescolar y ancianos de un geriatrico juntos, los beneficios para niños y mayores, un ejemplo para todos.

Ayer en La Cope en el programa de la tarde, escuché que en una residencia llamada Providence Mount St. Vincent, de Seattle, en los Estados Unidos han tenido la idea de crear en un geriatrico un aula de preescolar, los niños en su inocencia no tienen escrúpulos por estar con ancianos, y los ancianos ven en esos niños mucho amor que dar, mucha paciencia... las residencias de ancianos suelen estar en lugares aislados, fuera de las ciudades, apartados de todo, y por desgracia pareciera un "aparcamiento" de personas que ven pasar los últimos años de sus vidas con poco que ofrecer, os recomiendo ver el corto, son poco más de cuatro minutos, se titula Present perfect y es de Evan Briggs, a mí me ha emocionado... este es el enlace.

El anciano que canta un poquitín del Ave María, la anciana que juega con sus manos con otra pequeña, el amor que se respira, la alegría y la convivencia, habrá quien piense que los niños se puedan traumatizar por ver a un anciano, qué pena... hay que enseñar desde pequeños a que todos nos haremos mayores y que hay que respetarles, aprender de ellos, escucharles y darles cariño... una pena que los mayores se aparquen, se escondan porque la vejez no es estética y no gusta ni verla, cuanto menos mejor, no nos damos cuenta del beneficio que aporta la experiencia vital de toda una vida contada a unos pequeños que son como esponjas, que tienen que descubrirlo todo.


"los niños que se involucran en relaciones intergeneracionales mejoran sus habilidades sociales, tienen mejores rendimientos académicos, menor riesgo de caer en la drogadicción y mayor nivel de estabilidad"

Seguro que estos niños han aprendido mucho sobre la vida, sobre las personas y ese será uno de sus mayores tesoros en su vida adulta.


Os cuento una anecdota, hace unos meses mientras hacía el acompañamiento como voluntaria de Cruz Roja en un hospital, visité a una persona muy mayor, estaba con su hija... la señora no hablaba mucho, pero sí entendía todo y te daba la mano y sonreía, ¿por qué lo hacía...? pues, la buena mujer estuvo triste en sus primeros días de ingreso en el hospital porque le faltaba una cosa, su precioso muñeco que "vive" con ella en su casa, su hija no sabía si se lo podrían dejar llevar al hospital y los doctores le dieron en visto bueno, y allí estaba la señora con su bebé... me lo enseñó dormidito a su lado, con su capota y trajecito hecho por ella misma en ganchillo, con sus patuquitos, ella le miraba con tanto amor que me costó no llorar allí mismo... era un muñeco tipo Nenuco, tal vez el muñeco más feliz del mundo... Recuerdo aún a esa señora que daba su ternuna a lo que ella veía como a su bebé.

Y con este comentario me despido hasta mañana... os mando un abrazo y si tenéis personas mayores cerca, que están solas, no miréis para otro lado, intentad acercaros y estar pendientes, la soledad es muy mala y simplemente con una conversación, un "estoy aquí, vecino/a por si le hace falta algo" con poco, con un gesto hacemos mucho...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.