En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 5 de julio de 2015

EN MISA DEL 3 DE JULIO... Señor mío, mí tesoro

Calor, mucho pero mucho calor... en este pueblo no abunda la sombra y hay que ir haciendo zig zag para conseguir llegar a misa sin achicarrarte... y eso que es de mañanita.

La homilía del cura se basó en esta lectura.

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,24-29):

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.»
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos.
Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros.»
Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.»
Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!»
Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»

El cura dijo que se celebraba el día de Tomás apostol, y empezó diciendo que no seamos como él que no creyó hasta que no tocó las llagas, no seamos creyentes solo através de "las heridas" y a veces en cuanto tenemos "heridas", muertes, enfermedades, perdemos la Fe y nos enfadamos y nos apartamos, nos invitó el cura a que desafiemos nuestra Fe y que digamos Señor mío, mí tesoro (esto lo dijo imitándo a ese personajillo del señor de los anillos, nadie le rió la gracia... en fin.)

Sé que dijo algo más, pero no lo retuve, porque muchas veces va bajando la voz y no se le entiende nada...

Dado que era el día de Santo Tomás apostól, os invito a ver este pequeño vídeo donde se nos da unas pinceladas de su vida. Este es el enlace.

Os dejo, para acompañar, este cuadro de Rubens, titulado "The Incredulity of St. Thomas" (La incredulidad de Santo Tomás) pintado C. 1613-1615.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.