En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

lunes, 29 de mayo de 2017

EN MISA DEL 28 DE MAYO DE 2017... A Dios rogando y con el mazo dando.

Mañana con un poco de fresco, parece que va a llover, pero nada cuatro gotitas...

La misa fue en la iglesia en lugar de en la capilla y ahí se nota más la escasez de afluencia, es una pena.

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Conclusión del santo evangelio según san Mateo (28,16-20):

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.
Al verlo, ellos se postraron, pero algunos dudaron.
Acercándose a ellos, Jesús les dijo:
«Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.
Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos».

El cura nos habló de la celebración de la Ascensión de Cristo al cielo que este domingo se hacía presente, la ascensión de Cristo en nuestra victoria y lo hizo 40 días después y en presencia de sus discípulos, es el aspecto central de nuesta Fe y además este hecho lo recoge el Credo, es un misterio increible y que hay que meditar, Dios se hizo hombre y fue recibido por Dios Padre, Cristo el Rey de la Gloria ha ascendido como mediador entre Dios y los hombres, Cristo desde el cielo esta ayudándonos aunque no nos demos cuenta, todo lo sabe y tiene el poder de juzgar y es también el Señor del Universo, Cristo nos hace partícipes de su divinidad y nos regala la gracia santificante. Prosigue el cura diciendo que este domingo hemos de recordar que Cristo nos envía a hacer discípulos suyos y a bautizar ( bueno, eso los curas, digo yo...) que es un sacramento importante como el resto de los 6 y tengamos en cuenta que Cristo nos diviniza y destruye el pecado y la muerte además de hacernos testigos de su triunfo y nos hace participar a todos de ese triunfo.

Para finalizar nos dice que vivimos con gran esperanza para que con el poder de Dios podamos ser recibidos en el cielo, San Juan Pablo II decía que ascensión quiere decir voy a ver a mi padre y permanezco con vosotros con la fuerza del Espíritu Santo, por ello tenemos que ir a misa cada día (para ello, abra la iglesia querido cura...) y sobre todo el domingo, tenemos que entrar y salir felices de misa y sobre todo aspirando a los bienes de arriba y no a los de la tierra.

Después de ello nos habló sobre el sistema Xtantos de la iglesia, hablamos de transcendencia y de dinero a reglón seguido, todo muy coherente... siempre me desasosiega que se pase el cestillo justo después de estar meditando la palabra, ¿qué opinaría Cristo sobre el momento de estar en misa y sacar dinero en el recinto de la palabra...?

El cura hizo un alarde de oratoria para explicar que uno se puede desgrabar a hacienda lo aportado a la iglesia, a partir, creo recordar, de los 150 euros, en fin, que hay que meter el dinero a colación después de decirnos que no aspiremos a tener bienes...

Para terminar os dejo el cuadro de Dalí, llamado La Ascensión de Cristo, pintado en 1958 con una perspectiva peculiar y que es muy bonito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.