En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

miércoles, 17 de mayo de 2017

LA CIUDAD DEL RECUERDO... Hablar de muerte y cementerios no debería de darnos yuyu

En TVE dentro del espacio de reportajes llamado Crónicas se pudo ver el espacio dedicado al cementerio de la Almudena, el más grande de España.

Nos hacen un repaso empezando por poner en comparación este cementerio con el más pequeño de España, que solo tiene una tumba y donde descansa una mujer, Teresa, a la que el cura de su pueblo no dejó descansar en sagrado, el delito, enarmorarse de su primo, tener hijos con el, total que ser madre soltera no era compatible con enterrarse en sagrado... eran otros tiempos, 1916 pero ¿Dónde estaba la caridad, el amor, aquellas palabras de Cristo sobre no juzgar? Cuánto daño han hecho los curas... madre mía.

La pobre mujer recibió un gesto de amor póstumo de sus vecinos que vayaron con piedras un trocito de campo y allí reposa para siempre, en el pueblo de Bausén en el valle de Arán.


Partiendo de ese cementerio pequeño se pasa al de la Almudena, se nos cuenta la historia del mismo, que tiene muchas anécdotas (volvemos a los curas y a sus negativas y el cobro por cada enterrado, diferenciando adultos y niños, los segundos más baratitos... en fin, lo de siempre...)

Vemos las obras arquitectónicas funerarias que se conservan, otras están deterioradas, también las esculturas y conocemos a los que trabajan allí, incluso el vigilante que hace cuando le toca el turno nocturno, debe impresionar siendo el lugar tan grande... aunque miedo hay que tenerle a los vivos, jejeje.

También vemos la parte de las incinerizaciones y como esta opción es la más escogida, no me extraña, porque morirse cuesta caro, hay que dejar pagada la concesión que ahora en el cementerio de la Almudena es de 75 años, llegados a este punto, me pregunto ¿acaso no pagamos impuestos toda la vida para que nos dejen un cachito de “morada” para nuestros restos? aggg... todo es negocio, dinero y beneficio.

Allí en la Almudena descansan los restos de Rafael “Nene” el lugar es algo triste, porque no se cuidan los detalles, los lugares deben pensarse para su fin, pero me temo que priman más otros conceptos, es una pena.

Siempre que hablo de cementerios, cuento la anécdota de un jefe que tuve, el cual cuando se sentía agobiado o necesitaba pensar sobre algún asunto importante, se iba al cementerio, paseaba por allí, se sentaba y salía nuevo, con las ideas claras y feliz...

La muerte es algo que nos va a llegar a todos, no tiene diferencias sociales, cómo afrontemos el hecho es algo que nos compete a nosotros mismos, lo mejor para afrontarla con dignidad y entereza es tener Fe y Esperanza, nada más y nada menos.

Sin más, y si os apetece saber más de la historia de Madrid y su cementerio insigne, os dejo enlace al reportaje La ciudad del recuerdo.


Y con este comentario me despido hasta mañana... un abrazo para todos y la muerte no es el final amigos, vivamos con Fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.