En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

viernes, 26 de mayo de 2017

VIERNES POR FIN... Márcate un pasodoble.

Suben las temperaturas, el sol luce, los cielos azules... ¿Se puede pedir más?

Ultimamente me doy cuenta que los viernes ando inspirada y suelo dejar música en uno de los dos comentarios (soy así de loca y escribo dos... jejeje) total, que como soy algo extrañita por demás, os dejo una música española, muy nuestra, que son los pasodobles, que me recuerdan a fiestas de mi infancia en Galicia, cuando las bandas de música en los kioscos se ponían a tocar estas piezas y veía a mi alrededor a la gente bailando con esa pericia, alegría, pulpeiras vendiendo las tapas de pulpo, fiesta en definitiva... peor me da que pensar que ¡ya no hay quien baile bien el pasodoble!

Así que como guiño a los kioscos de música, arquitectura popular preciosa (este que os dejo es el kiosco de música de O Porriño, donde escuché mucha música popular... se ve en la esquinita parte de la farmacia Palacios, proyectada por el arquitecto Antonio Palacios, y en la otra foto, con otra perspectiva se ve la pequeña capilla del Cristo de la Agonía, patrón de la localidad y que como todas las capillitas del pueblo, están siempre abiertas para que el que quiera entre a rezar o a estar tranquilito un instante, entre compras y quehaceres cotidianos pueda hacerlo).


Y por añadido a todos los que os gusta la música en directo, las bandas y bailar, para todos... un pasodoble del gran compositor nacido en Ponteareas, Pontevedra, Reveriano Soutullo Otero, en concreto el pasodoble que lleva el nombre de su lugar de nacimiento, os dejo enlace, para que lo disfrutéis de cómo suena de mano de la banda sinfónica de la Comunidad de Madrid.

Me trae recuerdos del señor Floriano, que ya nos dejó y que era la persona más bailarina, festiva y alegre y que bailaba maravillosamente el pasodoble... Así que para él en homenaje y por ende a todos los que os guste la música sin más.

Y nada más amigos por hoy, si es que la música es maravillosa, el baile también y si pusiésemos más alegría y sonrisas a la vida, pues oye...ya ¡para que más!

¡Hasta el domingo, cuidaros mucho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.