En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

viernes, 2 de junio de 2017

EL ABRAZO ANTES DE MORIR... Aunque el abrazo no te lo de un familiar o amigo, las death doulas

Leí un artículo ayer sobre esto y me dió que pensar, tal vez porque lo de la muerte es un tema tabú y del que nadie quiere ni oir hablar pese a que es un hecho por el que vamos a tener que pasar todos, indefectiblemente, por eso siempre pienso que deberíamos aprender a tener claro este hecho, pero ya de bien pequeños, porque eso nos ayudaría a mitigar miedos (que no respeto y comprensión a no querer morir con dolor o sufrimiento aunque eso no lo podamos escoger) y a afrontar la vida de otra manera.

En el artículo que leí se hablaba de la figura de la doula (que una doula es la que ayuda a dar a luz a mujeres) pero para la muerte, una persona que acompaña a un moribundo y le acompaña, abrazando y estando sencillamente al lado, a su vera hasta el tránsito final, todo ello parece ser que se hace voluntariamente sin cobrar, si que es de admirar en un tiempo de soledades y de afán por ganar dinero a cambio de lo que sea.

Para esto de la muerte y el momento de saberse en ese umbral entre lo de aquí y lo “otro” creo que está bien reflejado en uno de mis libros preferidos de siempre que es La montaña mágica de Thomas Mann, ahí se veían comportamientos de personas afectadas de tuberculosis que no querían irse así como así, pese a que la muerte les rodeaba por completo, además se tocaba el hecho de que tu te vas, se desinfecta todo y siguiente al canto... si es que somos muy pequeños y poca cosa en esta vida como para ir por ahí de estirados y de creernos seres superiores, la muerte para ello unifica, nadie se salva, pero poco se nos enseña a sabernos mortales y a pasar por la vida de otra manera aunque sea complicada y nada sencillita.

Volviendo a lo de las death doulas, tiene que ser duro enfrentarse al acompañamiento de personas que no quieren morir solas, ese contacto físico es especial o al menos me lo parece y no todo el mundo vale para ello, aunque para el creyente daría igual morir solo a rodeado de gente que te quiere (esto último sería lo ideal para muchos) pero insisto si tienes fe, la muerte no debería ser triste más allá de la ausencia vital de la persona, porque te vas a ir a otro lugar, no se muere del todo o bien pasamos a ser “otra cosa”.

A medida que crecemos vamos despidiendo a familia directa, nos quedamos huérfanos, nos faltan ya algunos amigos, tenemos que afrontar la muerte de cerca y es complicado ver esos instantes de enfermedad dura, de dolor, de no poder más y pedir a Dios que se los vaya llevando... es duro, nada fácil sin duda, pero siempre nos queda el recuerdo y los momentos bonitos de esas personas, llegará un día que nosotros también dejaremos nuestro recuerdo, ojalá que sea muy bueno y nos recuerden con una sonrisa.

Para terminar os dejo enlace al artículo por si lo queréis leer.

Y os dejo un tema que me gusta especialmente, es el Romance en F minor op5 -piano y violín- de Tchaikovsky, una música que elava el espíritu de la que os dejo enlace y este lienzo del pintor checo Maximilian Pirner titulado Finis (fin).


Hasta el domingo amigos, aprovechemos los momentos y de verdad que no merece la pena según qué cosas... apreciemos la vida, todos hemos nacido por algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.