En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

martes, 13 de junio de 2017

EN MISA DEL 12 DE JUNIO DE 2017... Ser mansos

Calor, mucho calor... menos más que en la iglesia se nota el fresquito, la piedra ayuda a aislar.

La homilía del cura se basa en esta lectura:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,1-12):

Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron.
Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos , porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.»

Dice el cura que Cristo nos da a conocer quien es Dios y nos enseña la Santísima Trinidad que mora con nosotros si guardamos su palabra, además nos dice que hoy en la lectura nos enseñan las Bienaventuranzas que son una guía para vivir como el vivió, Cristo nació pobre, fue siempre manso, lloró y tuvo que pasar por la justicia y acabó muriéndo por causa del pueblo de Israel y ese es el camino para ser felices y alcanzar el cielo, tenemos que pasar por muchas cosas no todas buenas, mucho sufrimiento y dolor, pero Jesús nos consuela de cualquier tribulación, el aliento que recibimos de Él es el aliento consolador, porque no hay vida sin cruz pero en todas las vidas encontramos a Cristo.

Pues sí, la vida no es fácil, hay que lidiar con muchas cosas y como digo siempre, lo de poner mejillas y mejillas es duro y complicado, pero ahí andamos...

Y para acompañar os dejo esta fotografía de una niña tranquila con un pajarillo posado en la mano, mansamente.


La foto se titula Girl in chair (Niña sentada) de 1954 por Sabine Weiss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.