En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

martes, 20 de junio de 2017

EN MISA DEL 19 DE JUNIO 2017... Sacos rotos

Calor y calor... menudo final de junio estamos padeciendo, queda lo peor... ufff.

Ahí va la lectura en la que se basó la homilía del cura:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,38-42):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: "Ojo por ojo, diente por diente". Yo, en cambio, os digo: No hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehuyas.»

Nos recordó el cura el salmo del día que dice: El señor da a conocer su salvación, esto es la justicia divina distinta a la humana que es la del ojo por ojo, diente por diente en la época de Jesús (por desgracia tenemos ejemplos de esto en muchas culturas, algunas de ellas viven entre nosotros y a nuestras expensas, aquí al ladito...) esta era la justicia de los días de Jesús pero Él enseñó que al que te hace mal no tienes que hacerle frente, a Él le atacaron y dió la vida y aún así se acordó de la misericordia y compasión, lo mismo tenemos que hacer con los demás, como los ejemplos de la lectura del día, el cura dijo que hoy en día todo el mundo recurre a abogados por casi todo pero nos agarramos como a la túnica, nos aferramos a las cosas humanas, no podemos responder al insulto con otro insulto, hacer eso es ganarse la caridad, son gracias que Dios nos concede son bienes para entrar en un saco y que lo que allí metamos de fruto, pero si nuestro saco está roto nada se queda dentro, estamos vacíos. Después de esto habló largo y tendido de San Juan Pablo II, pero me perdí totalmente...

Vale que no hay que devolver mal por mal y vivir resignado a que te pisen y poner mejillas y venga mejillas... pero es difícil porque los tiempos están como están y santos no somos, porque es muy complicado serlo, pero nada, habrá que intentarlo en las pequeñas miserias con las que nos encontramos cada día.

Para acompañar os dejo este fotograma de la película Strombolli (Terra di Dio) aquí hay ejemplos varios sobre ello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.