En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

lunes, 5 de junio de 2017

EN MISA DEL 4 DE JUNIO DE 2017... Espíritu santo, llamarada o paloma

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,19-23):

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
«Paz a vosotros».
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
«Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo».
Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:
«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».

Dice el cura que hoy es un día de los más grandes, el día de Pentecostés día en el que concluimos el periodo Pascual, antes de subir al cielo nos envía Jesús al Espíritu Santo, los apóstoles se quedan en Jerusalén encerrados en una casa y se dedicaron a la oración acompañados por varias mujeres y por la Virgen María, diez días rezando y el dia de Pentecostés sobre ellos el Espíritu Santo bajo forma de llamaradas y empezaron a hablar cada uno en una lengua distinta, predicaron el Evangelio por todas las naciones, nosotros también podemos estar encerrados con muchas llaves con un gran miedo a que los demás sepan que somos cristianos, pero con el amor de Dios podemos hablar de Cristo, cada uno tenemos que comunicar que el Espíritu Santo es el amor de Dios y llena nuestros corazones de amor, el Espíritu Santo es el espíritu de la verdad, nos muestra en cada momento lo que debemos hacer, El Espíritu Santo es el dador de vida, nos hace partícipes de la vida divina y podemos entregar la vida por amor de Dios, también el Espíritu Santo nos da el amor, la verdad y la vida, somos miembros vivos de la iglesia por que el Espíritu Santo nos da la unidad pero a veces por miedo no hablamos de ello con el prójimo y no nos damos a los demás. El Espíritu Santo viene según nuestro deseo de que venga y de nuestras buenas obras, hay que desear recibirlo pero hay que contar con los méritos de cada uno fruto de nuestras buenas obras por ello hay que cultivar la caridad, la fidelidad y la oración, también la humildad y estar puros y castos (como siempre confundimos castidad y pureza con otras cosas...) porque añade el cura que de la Virgen María aprendimos el recogimiento de la oración y también los apóstoles vieron eso en Ella y tomaron su ejemplo.

La verdad que entender el Espíritu Santo es dificilíllo, al menos a mí que soy bastante cuadriculada me cuesta, pero ahí andamos...

Para acompañar os dejo esta ilustración adhoc.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.