En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

martes, 13 de junio de 2017

LIBROS CON UASABI POR TIERRA DE CAMPOS

En el último Libros con Uasabi, programa de La 2 de TVE, se pudo ver la entrevista con David Trueba que vino a hablar de su novela, Tierra de campos, que nos habla de un tal Dani Mosca (menudo nombrecito, jejeje) que lleva el cadáver de su padre a enterrar, una novela sobre recuerdos, vivencias, nostalgia y que todo transcurre debajo de las ramas del árbol genealógico... de eso fue la entrevista con Dragó, con toques de wabi sabi incluidos.


Ya habían recomendado este libro, sino recuerdo mal, Anna Grau fue la que lo ensalzó, la verdad es que no se si me gustaría leerlo, si lo encuentro entre las novedades de la biblioteca a la que voy, tal vez le de una oportunidad.

Sin querer ser tiquismiquis, me llama la atención que Elia doble la portada de los libros, los marque doblando la esquina de las hojas como marcapáginas y subraye con boligráfo... vale, son sus libros, pero es algo que no me gustaría que le hicieran a mis libros, es que cuido mucho las cosas y los libros en particular...


En este programa hubo pocas recomendaciones, pero me quedo con esta recomendación de Ayanta Barilli, El balcón en invierno de Luis Landero, que tiene mucho que ver con el libro de Trueba.


Y con esta de Elia, la recomendación del ensayo En defensa de la conversación de Sherry Turkle, me ha gustado lo comentado por Elia, pero por favor, que no doble las hojas de los libros... jejeje... que en este también las tiene dobladas...


Y para terminar, transcribo el poema final, esta vez se leyó uno de Antonio Machado:

Hoy te escribo en mi celda de viajero,
a la hora de una cita imaginaria.
Rompe el iris al aire el aguacero,
y al monte
su tristeza planetaria.
Sol y campanas en la vieja torre.
¡Oh tarde viva y quieta
que opuso al panta rhei su nada corre,
tarde niña que amaba a su poeta!
¡Y día adolescente
-ojos claros y músculos morenos-,
cuando pensaste a amor, junto a la fuente,
besar tus labios y apresar tus senos!
Todo a esta luz de abril se transparenta;
todo en el hoy de ayer, el Todavía
que en sus maduras horas
el tiempo canta y cuenta,
se funde en una sola melodía,
que es un coro de tardes y de auroras.
A ti, Guiomar, esta nostalgia mía.

Os dejo como siempre enlace al programa completo y con ello me despido hasta mañana... cuidaros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.