En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

lunes, 26 de junio de 2017

MIAU, MIAU, MIAU, MUERTE, MUERTE... Aquí no se muere nadie.

La publicidad, el espejo de la sociedad mal que nos pese...

Hoy os hablo de un anuncio de seguros de vida de Santa Lucía, que ha pasado de enseñarnos osos polares blancos a poner a unos gatitos “vintage” para que digan miau, miau, miau en lugar de decir la palabra muerte, fallecimiento, deceso... Todo muy adulto.

A mí me suele pasar que si hablo de la muerte la gente me dice “quita, quita... cambia de tema”, en fin que aquí no se muere nadie... la muerte es algo que nos va a suceder querramos o no, pataleemos o no querramos admitirlo y deberíamos prepararnos bien para ello, sin obsesión pero con madurez.

Otro fenómeno extraño de esta sociedad es que la gente derrepente “desaparece” en lugar de morirse, un mal uso del lenguaje, porque desaparecer tiene visos de poder invertir el proceso, me refiero a que puedes “aparecer” (pues menudo susto, vamos), esto sale mucho en la televisión, cuando de algún famoso se cumple el aniversario de su muerte, dicen “hoy hace 5 años de su desaparición” todo con tal de no decir fallecimiento o muerte (pasa lo mismo con el eufemismo interrupción del embarazo, la interrupción tiene posibilidad de volver a retomar la acción, pero un aborto no es así... pero mejor no nos vayamos a amargar a nadie, usemos mal el lenguaje, así parece otra cosa).

Bueno, que me voy del tema, os dejo el anuncio este de seguros Santa Lucía con los gatitos ... os dejo enlace por si no lo habéis visto, a ver que os parece.


Sobre la muerte y de cómo afrontarla y explicarla a los niños pequeños es algo que cada familia debe saber hacerlo, a la medida de la edad de los pequeños y con tacto, es mejor que lo sepan cuando lo demanden y pregunten que pasa cuando te mueres o que es eso de la muerte que han oído por ahí...

He recordado una película francesa llamada Ponette que trata sobre el tema, una niña se queda sin madre y se plantea desde su óptica infantil la muerte, la religión como consuelo a la misma, por si os interesa, os dejo trailer de la misma.


Y con este comentario me despido hasta mañana... cuidaros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.