En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

miércoles, 14 de junio de 2017

MUJER MIRANDO AL MAR... lo que Ricardo Gómez encontró en una carpeta.

Ojeando los libros de la biblioteca tomé prestado este porque pasándo un ratito sus hojas leí Vigo y otras localidades cercanas y claro, me llamó la curiosidad porque soy de allí, así que como era un libro finito y tal, pues venga... a casita.


Veamos, un hombre va al rastro de Madrid y ve un puesto con fotos viejas y entre todo ello encuentra una carpeta con un aspecto que le llama la atención, paga por ella un pastizal, así en plan “me la juego con el contenido” y lo que había en la carpeta eran poemas que formaban parte de una historia contada por una mujer sobre un sucedido en la posguerra española, se nos muestra en el libro los poemas para que vayamos tomándo nota del hilo de la historia y para poder saber que pasó con una tal Elena y un tal Pablo, pareja con un final particular.


Los escritos a máquina y con anotaciones y correcciones de la persona que lo escribió en los años cincuenta, pero no sabemos bien si la historia es real o inventada, el autor del libro está intrigado y se va a Galicia a investigar sobre estas personas que relatan los escritos “carpetiles” pero, como eso iba a quedar algo sosesar, el final es una vuelta de tuerca para que digamos... ¿he entendido esto, o qué...? Ahí os lo dejo.

El libro se lee fácil, entretiene y al ser relativamente esqueto es ideal para lectores con poca paciencia.

Como colofón al libro, la verdad es que en la guerra civil se perdieron muchas vidas, muchas cosas que se dejaron al aire, familias rotas, dolor y sufrimiento, en cuanto a la literatura y cine al respecto siempre se va la balanza del lado perdedor y para mí que todos salimos perdiendo, pero ni unos tan malos ni otros tan buenos... una guerra civil es el peor horror que puede padecer un país, ojalá nunca tengamos que vivir una guerra, con morirse sin ver eso ya doy gracias a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.