En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

lunes, 19 de junio de 2017

PARA PRACTICAR LA CARIDAD HAY QUE VALER... Para los que se quedan con las cosas en nombre de Cáritas y no dan buen ejemplo.

El viernes pasado en misa me topé con una de esas escenas que sacan las pequeñas miserias de la gente, gente que es de comunión diaria, rezo del Rosario diario y adoración del Santísimo varias veces a la semana, gente que a ojos de muchos es mejor que los demás, porque son más piadosos y elevados, los demás estamos muertos en vida según nuestro cura, vamos que somos una “mierdecilla”.

Bien, pues el sucedido es como sigue, esta señora de la que enumero su comportamiento cristiano ejemplar, que reza el Rosario al alimón con el cura, ella dice las oraciones, el cura responde... todo muy íntimo y piadoso, pues bien, esta mujer se encarga en exclusiva del ropero de la parroquia de al lado (en la nuestra no hay nada de nada, la parroquia la lleva el mismo cura) total, ella lleva el ropero sin dar explicaciones a nadie ni quiere que nadie se meta allí, lo defiende como suyo con uñas y dientes.... el caso es que de vez en cuando dono ropa al ropero, se la doy a ella cuando se desplaza los dos días que aquí hay misa... Ya hace tiempo me dijeron que ella se quedaba con las mejores piezas, sobre todo zapatos y bolsos... como la gente es como es, no me lo quise creer, pero ya hace tiempo le ví puesta una chaqueta y camiseta que eran mías, yo pensé que como eran de Zara tal vez no era extraño que ella también las tuviera, le dí un voto de confianza, pero el viernes al entrar en la iglesia que estaba un poco en penumbra noté que me miraba mucho y la noté nerviosa... el motivo, cuando dieron la luz ví que llevaba una blusita que le había dado para el ropero junto con otras prendas hacía 15 días, esta vez sé que es mía al cien por cien, porque era de una marca especial que era raro que ella tuviera... la mujer no debió de recordar que yo voy a misa y se la puso... deciros que no salió ni a leer la lectura, cosa que hace siempre con celosa posesión de ese minuto de gloria, estaba nerviosita perdida.

Esta mujer es la típica que si te puede denostarte lo hace y se queda tan pancha, es muy metiche y fisgona siempre haciendo las preguntas más insidiosas, yo trato de tener el contacto justo y necesario.

Conclusión, no se puede estar en Cáritas si tienes acceso a cosas de las que te quedas, yo doné la blusita que es muy mona y actual pensando en que a una chica le pudiese gustar y llevarla en verano, no doy cosas que están deterioradas o viejas, doy cosas que me pongo pero que es bueno deshacerse de cositas bonitas, es bueno para avanzar en la vida. Así que me pareció patético que la mujer ésta que va de cristiana número uno y que te mira por encima del hombro ande quedándose con lo mejor de lo que la gente dona... ¡qué patético!, si necesitas ropa, ponte a la cola y no vayas de pilla por la vida, que no tenemos edad y da mucha penita.

En fin, si yo hubiese sido la que se queda con las cosas del ropero y ella la que donase la prenda y me la viese puesta, seguro que me pondría en la picota del pueblo y me hundiría la vida, a parte de abochornarme allí mismo... pero no todos somos iguales, pero da que pensar que, por ejemplo, a ojos del cura éste que tenemos, ella es maravillosa, piadosa y ejemplar y los demás unos arrastrados de la vida.


Pues yo no seré de comunión diaria, me queda mucho que aprender en la vida, pero nunca me he llevado nada que no fuese mío, y menos en nombre de Cáritas... ¡cuánta miseria!

Esto es una minoría, siempre hay gente buena y honrada, quedémosnos con eso y sigamos donándo cosas.

Hasta mañana... cuidaros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.