En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

lunes, 17 de julio de 2017

EN MISA DEL 14 DE JULIO DE 2017... ¿A cuánto está el interés bancario por depósitos?

Mañana con mucho calor, estamos “asados”, es lo que toca.

Pero ahora vamos con la lectura en la que el cura basó su homilía:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,1-23):

Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla.
Les habló mucho rato en parábolas: «Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra, y, como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol, se abrasó y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento; otros, sesenta; otros, treinta. El que tenga oídos que oiga.»

Empezó el cura llamándonos “queridos hermanos” (novedad rara, porque nunca lo hace...) y nos dijo que cada uno cuida de su dinero porque trabajamos mucho para conseguirlo y sabemos lo que cuestan las cosas y muchos lo guardan en el banco a cambio de un interés que dijo que era del 2% o 3% pero que el no sabe nada de esas cosas (pues mal, un cura tiene que estar en las cosas de este mundo y en las del otro, porque tendrá que ser consciente de lo que les pasa a sus ovejas, vamos, digo yo, no que sea un experto, pero si que sepa el terreno que pisamos) se jactó que no tenía idea de bancos (pues mal también porque la parroquia tendrá que manejar capital, mucho o poco, lo ignoro y no puede ser que el cura no sepa de “pecunios”, mal que nos pese, tenemos que manejarnos con el dinero) y prosiguió diciendo que Cristo nos invita ha hacer una inversión y nos propone una inversión de intereses altísimos de 3, 5 o 10 mil por ciento, una inversión mejor que la del Banco Popular (sí, lo dijo, ya sabemos que este banco recientemente ha tenido problemas, pero entonces algo sabe el cura...) una inversión en nuestra propia vida y nos regala a cambio una inversión para la eternidad, este domingo Cristo nos lo explica con parábolas sencillas para que sembremos en nuestro campo, Cristo puede sembrar en nosotros, cada uno tenemos semillas que son las palabras de Cristo en nuestro corazón y cada uno dará fruto inmenso, el campo somos nosotros que podemos tener tierra buena o mala, hay ciertos elementos en nuestro campo que impiden que la semilla crezca, pero advierte el cura que tenemos 3 enemigos que no dejar que las semillas crezcan:

  • El maligno
  • La Carne
  • El mundo

Empezó con el tema del maligno diciendo que si escuchas las palabras del reino y no las entiendes, entonces viene el maligno y nos roba la palabra y no damos fruto, por ello si no entendemos la palabra de Cristo y si no la ponemos en práctica entonces el maligno nos tentará para que no vivamos el Evangelio.

Sobre la carne dijo que se basa en la gente que escucha la palabra y la acepta enseguida pero que no tiene raices o es inconsciente, entonces a la primera dificultad sucumbe.

El mundo, dice el cura que Cristo habla del que escucha la palabra pero los afanes de la vida y la búsqueda de la riqueza lo ahogan, se llenan la cabeza la gente de muchas cosas y se olvidan de Dios, el afán de conseguir dinero eclipsa la vida, por ello si queremos que Cristo siembre en nosotros tenemos que entender la palabra de Dios y ponerla en práctica.

Para terminar, el cura explicó que la iglesia cada día ofrece la palabra de Dios para que la vayamos a escuchar (bueno, cada día, no... cuando hay misa... que no es diaria aquí, así que....) y meditarla, por eso es importante rezar cada día el Padrenuestro y pedir el pan de la vida porque necesitamos alimentarnos cada día con la palabra de Dios, pero vemos mucho la televisión y escuchamos música a todas horas y a Cristo ni lo escuchamos.

Este cura está obsesionado con la televisión, me temo que hoy en día la gente está más enganchada a los móviles, donde ya la gente ve contenido audiovisual, en fin... la culpa no es de la tele, o música, móviles... es la falta de valores, damos la espalda a la religión, pero lo que hay al frente a veces está tan, tan, tan lejos de la gente común que es complicado notar que allí está la respuesta...por ello comos siempre digo, la Fe te la tienes que trabajar tu mismo, torpemente a lo menor, pero si no tienes Fe, si no crees, entonces ni curas, ni rezos, ni ritos, ni dada...

Para acompañar os dejo este cuadro del pintor del barroco español Antonio de Pereda, titulado Naturaleza muerta Vanitas.


La vanidad, el tener, acaparar, no conformarse con nada... hay que luchar mucho contra esto, tal vez ahora más que nunca, pero hay que perseverar en la transcendencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.