En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 23 de julio de 2017

EN MISA DEL 21 DE JULIO DE 2017... De misericordias y sacrificios

Viernes caluroso pero llevadero, la iglesia estaba fresquita, es lo que tiene la piedra y los gruesos muros.

El cura, que era el mismo que el lunes, el suplente del cura oficial no pudo hacer homilía porque se tenía que ir “pitando” a oficiar una misa funeral a otro pueblo, pidió disculpas, es un cura en el que se destaca la sonrisa peremne, el tono de voz tan agradable y transmite que le pone amor a todo, al menos esa impresión me ha dado estos dos días en que ha venido a este pueblo.

Dejo aquí la lectura de ese día:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (12,1-8):

Un sábado de aquéllos, Jesús atravesaba un sembrado; los discípulos, que tenían hambre, empezaron a arrancar espigas y a comérselas.
Los fariseos, al verlo, le dijeron: «Mira, tus discípulos están haciendo una cosa que no está permitida en sábado.»
Les replicó: «¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios y comieron de los panes presentados, cosa que no les estaba permitida ni a él ni a sus compañeros, sino sólo a los sacerdotes. ¿Y no habéis leído en la Ley que los sacerdotes pueden violar el sábado en el templo sin incurrir en culpa? Pues os digo que aquí hay uno que es más que el templo. Si comprendierais lo que significa "quiero misericordia y no sacrificio", no condenaríais a los que no tienen culpa. Porque el Hijo del hombre es señor del sábado.»

De mi cosecha doy mi pequeña opinión, del Evangelio de cada día se saca mucho para la vida cotidiana, en la lectura de Mateo creo que puedo extraer que hay tanta y tanta hipocresía entre nosotros, empezando por esa gente que se cree que tiene “toda-la-fe-del-mundo” y es más cristiano que nadie y luego no da ejemplo de lo que es la verdadera FE, a nada ya le sale el dedito acusador, poco que añadir a la frase de Jesús en ese contexto de la lectura “quiero misericordia y no sacrificio” eso lo podemos aplicar a muchas cosas, me viene a la mente un par de detalles sobre esto que salen en la película Camino, donde la residencia del Opus donde estaba la hermana de la protagonista no le dejaban ir a ver a su hermana que estaba a las puertas de la muerte, o iba por ahí con piedras en el zapato para tener un daño diario... pequeñito, pero mortificante en lo cotidiano... ¡Qué cosas!, en cambio no había ápice de misericordia en aquel lugar donde residía y sobre todo no había amor.... El amor, la gran enseñanza de Jesús (me diréis que es una película, pero no dista mucho de la realidad).

Jesús te ama, que no se te olvide, pese a todo y en cualquier circunstancia, quédate con ello siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.