En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 2 de julio de 2017

EN MISA DEL 30 DE JUNIO DE 2017... Fidelidad, ese concepto que parece abstracto

Tarde fresquita, con un aire bastante frío, pero enseguida volverá el calor... solo es un impás de lo que nos espera.

La homilía del cura se basó en esta lectura:

Lectura del libro del Génesis (17,1.9-10.15-22):

Cuando Abrán tenía noventa y nueve años, se le apareció el Señor y le dijo: «Yo soy el Dios Saday. Camina en mi presencia con lealtad.»
Dios añadió a Abrahán: «Tú guarda mi pacto, que hago contigo y tus descendientes por generaciones. Éste es el pacto que hago con vosotros y con tus descendientes y que habéis de guardar: circuncidad a todos vuestros varones.»
Dios dijo a Abrahán: «Saray, tu mujer, ya no se llamará Saray, sino Sara. La bendeciré, y te dará un hijo, y lo bendeciré; de ella nacerán pueblos y reyes de naciones.»
Abrahán cayó rostro en tierra y se dijo sonriendo: «¿Un centenario va a tener un hijo, y Sara va a dar a luz a los noventa?»
Y Abrahán dijo a Dios: «Me contento con que te guardes vivo a Ismael.»
Dios replicó: «No; es Sara quien te va a dar un hijo, a quien llamarás Isaac; con él estableceré mi pacto y con sus descendientes, un pacto perpetuo. En cuanto a Ismael, escucho tu petición: lo bendeciré, lo haré fecundo, lo haré multiplicarse sin medida, engendrará doce príncipes y haré de él un pueblo numeroso. Pero mi pacto lo establezco con Isaac, el hijo que te dará Sara el año que viene por estas fechas.»
Cuando Dios terminó de hablar con Abrahán, se retiró.

Comenzó el cura diciendo que Dios es fiel a sus promesas y las cumple y deja pasar el tiempo para probar nuestra fidelidad como Abrán (Abraham) que esperó que se cumpliera lo dicho por Dios 24 años se pasó esperando que se cumpliera, tenía 99 aós cuando fue padre y su esposa Sara tenía 90 cuando le dió un hijo, Dios todo lo puede y el fruto de esa espera fue Isaac que fue el hijo prometido, por ello, siguiendo esta historia hay que pensar en caminar en presencia de Dios y ser perfectos, somos herederos de esa promesa de Cristo, los primeros cristianos fueron fieles a la promesa de Cristo en medio de la persecución, al hilo de esto, el cura explicó que se celebraba el día de los primeros santos cristianos y nos enumeró varios de esos martirios.


Creo que hoy hay martirios de muchas formas, a nada que digas que eres creyente en según que circustancias puedes tener problemas, leves o muy graves... Tanto tiempo ha pasado y seguimos en las mismas, a poco que la gente siguiera las enseñenzas de Cristo, ¡Qué bien nos iría a todos!, pero no... no es así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.