En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

viernes, 28 de julio de 2017

LAS NIÑAS NO SILBAN... Anecdotario del día mundial del silbido

Ayer escuchando la radio me enteré que el día 27 de julio es el día mundial del silbido, es que hay un día para todo, hasta para el silbido.

Por temas de salud en la infancia.... me pasé media niñez en el médico y aparte de las medicinas tenía que inflar globos, soplar en silbatos y silbar... era una niña que silbaba mucho, con las compañeras de clase jugábamos a que yo silbaba y ellas adivinaban la canción... llegaba a silvar la música del telediario.

De aquella época me encantaba silbar la canción “Tú sílbame” de La vuelta al mundo de Willy Fog (nostalgia de cuando los dibujos animados tenían canciones preciosas, no como ahora... una canción que dice más de lo que aparenta, la vida como es y lo que encuentras por ahí... un canto a la amistad), como me ha dado un brote de nostalgica os dejo enlace a la canción y de paso el que sepa silbar que silve y el que no que lo intente un poquito...


Y de lo que más les gustaba que silbara a mis compañeros era la de El puente sobre el río Kwai, esa la bordaba... (baja modesto, que subo yo, jajaja...) pero, las niñas no podían silbar, que eso estaba muy feo... dejo un comentario que hice sobre un pequeño trauma “infantil religioso”, os dejo abajo dicho comentario... y os dejo también el enlace del programa La tarde de La Cope, donde se hizo un repasito muy breve sobre silbidos míticos de cine.

Y ya de paso me despido hasta el domingo, os invito a que aprovechéis el fin de semana.

jueves, 18 de abril de 2013

¡NIÑA, CADA VEZ QUE SILBAS HACES LLORAR A LA VIRGEN...! pequeño trauma infantil.

Hoy os voy a contar un pequeño "trauma infantil" relacionado con el mal uso que a veces la gente da a la religión... os pongo en antecedentes:

Cuando era pequeña tuve problemas pulmonares y sobre todo muchas bronquitis, estuve medicándome mucho tiempo, recuerdo sesiones de inyecciones diarias que me daban a la salida del colegio y que recibí durante largas temporadas y que dolían un montón, pero cuando somos niños estamos hechos de una pasta especial y somos más duros de lo que se pueda pensar... Todo esto viene a colación porque un médico especialista me pautó unas actividades para recuperar capacidad pulmonar, me prescribió unas tablas de ejercicios y como yo era pequeña mis hermanas mayores me ayudaban a hacerlas, también me indicó que inflara globos y que usara un silbato, así todas las tardes. El caso es que yo aparte de tocar el silbato e inflar globos, se me daba bien lo de silbar, y el médico dijo que eso era buenísimo... así que yo silbaba de todo, hasta la música del telediario... Así que un día, me quedé una tarde a jugar en casa de una compañera del colegio, y mientras jugábamos con las barbies y las muñecas barriguitas, yo me ponía a silbar y mi amiga tenía que adivinar qué canción silbaba, nos reíamos un montón con este juego, pero... la abuela de la niña al oírme silbar, se agachó y tocándome en el hombro me dijo... "Niña, no silbes, eso está muy feo, y cada vez que tu silbas haces llorar a la virgen". Esto me quedó marcado a fuego, es comprensible que para esta mujer ver que una niña de unos ocho años, con coletas y lazos en el pelo, con vestidito de nido de abeja y rebeca de punto, se ponga a silbar... creo que para ella que yo silbara le suponía algo como si yo fuese un "camionero en una taberna" o algo peor... Así que yo no dije nada en casa, pero me quedé pensando en que yo hacía llorar a la virgen y me entraba mucha pena, además, en mi habitación yo tenía este cuadro (muy popular, muchas casas lo tienen)


y claro, ver la imagen de la virgen, con el niño Jesús dormidito... tan tierno, y yo que silbando iba a hacer llorar a la virgen...!! En fin, como lo de silbar me salía natural, muchas veces mientras jugaba en mi cuarto silbaba sin pensar... pero claro, me venía a la mente lo que me dijo la señora, y me ponía muy mal... Todo esto se me pasó con el tiempo, pero claro, cuando eres pequeño, todo lo que te dicen los mayores te impresiona mucho... además viniendo de esta mujer de misa diaria... en fin!!

Alguna vez, una de mis hermanas ve a esta señora y ella siempre le pregunta por como estoy... ¡Si ella supiera que su comentario me hizo tanto daño...! En fin, son cosas que pasan, por desgracia mucha gente usa la religión o lo religioso para hacer el mal, o para dañar... pensemos antes de decir según que cosas y sobre todo a los niños.

Deciros que tengo los pulmones muy bien, y más ahora que estoy viviendo en un clima seco... ¡Y sigo silbando!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.