En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

miércoles, 12 de julio de 2017

Y SI EL CURA DE LA PARROQUIA COSE PARA FUERA... ¿Qué hacemos?

Hoy os dejo una anécdota de estas de pueblo, veamos... Es bien sabido que aquí en este pueblo donde resido, pueblo pequeño con mucha gente mayor con costumbres fijas es complicado encajar y más si eres cura y si tienes una parroquia muy cohexionada en costumbres, maneras y procederes... total, que el cura que está ahora no gusta a la mayoría y la gente se ha ido yendo en bloque de las misas... apenas va nadie a las dos diarias y se ve menos gente cada domingo, pero tampoco ayuda que ande cambiando horarios de las dos únicas misas que da entre semana, y eso que vive pegado a la iglesia... Cada vez que lo pienso me pregunto ¿A qué dedicará el tiempo libre que tiene...? misterios...

Así que el otro día salí de misa y me pillan por banda dos señoras del “bloque duro” que me comentan el cambio de horario de una misa en concreto y me dijeron: “la cambia para ir con los chicos de convivencia” y yo incauta dije con una sonrisa grande “pues me alegro que haya hecho un grupo con chavales del pueblo...” y me dicen que no, que es con los chicos de la parroquia en la que antes estaba...

Total, que unido a que también ha eliminado la misa de este lunes, me da que pensar que “anda cosiendo para fuera” (expresión que creo que ya no se dice mucho)...


Pienso que hay que saber despedirse de tu otra parroquia y venir a otra con ganas de hacer cosas, aunque el ambiente sea algo “frío” pero a la gente hay que ganársela, amigo... eso forma parte de tu “trabajo” sacerdotal, no todo va a ser “fichar” porque no eres un funcionario y si se tiene una forma de oficiar y de hacer el sacerdocio, me parece bien, pero hay que ser inteligente y saber ceder en lo que se pueda y mantenerse firme en otras, pero esto implica mucho tiempo, mucho hablar con las personas que forman el núcleo “duro” que en toda parroquia hay. Comprendo que no quiera luchar más de lo debido porque no creo que este sea su lugar definitivo de sacerdocio, pero... ¡hay tantas cosas que se podrían hacer y no hace...! las parroquias se mueren, lentamente... sobre todo en los pueblos como este.

Se supone que ser cura es vocacional, no se me ocurre otra tarea que sea más vocacional que esa, además habrás sentido una llamada que hace que lo des todo por evangelizar y tratar con la gente, pero claro, si huyes de la gente como si tuvieran la lepra, si no dialogas mucho, si no haces por conocer el entorno y las circustancias que rodean a tus feligreses, entonces no me extraña que añores a tus otros parroquianos, pero está muy feo y da pena que “pases” de lo que tienes y te vayas a coser para fuera.

En fin, que hice el ridículo con las señoras porque me puse contenta porque pensé que por fin había hecho algo por la juventud del pueblo, pero craso error.

Como siempre digo, la Fe la tienes que tener tu muy firme, pese a momentos de flaqueza que todos tenemos, si das con un siervo de Dios, un cura bueno, pues estupendo... pero si vamos a esperar que un cura, que no deja de ser un hombre al fin y al cabo, te vaya a aumentar la Fe “per se” entonces vamos mal... porque en cualquier momento puede fallarte, el objetivo de nuestra vida pienso que es la transcendencia y aprender de los Evangelios, el amor de Jesús es inmenso y es la gran lección que nos ha dejado, todo lo demás es secundario, curas, obispos, curia baticana... etc, etc... la Fe es mucho más que todo eso, muchísimo más.

Y con este comentario me despido hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.