En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

domingo, 6 de agosto de 2017

EN MISA DEL 4 DE AGOSTO DE 2017... Va de curas

Tarde con mucho, pero mucho calor... a ver, agosto, cielos sin rastro de nubes, pues calor al canto.

En la iglesia se mantiene un fresquito razonable, gracias a los gruesos muros de piedra, se agradece mucho.

Seguimos con el cura sustituto, se da la paradoja que han retornado a la misa personas que hacía mucho habían dejado de ir, a ver si siguen así cuando el cura titular retorne de donde esté...

Justo cuando iba a dar la homilía se fue la luz, no funcionaba el micro, así que se bajó del altar y se puso a predicar a mitad del pasillo, al lado nuestra, fue peculiar por lo cercano y directo.

Pero vamos a lo que cuenta, las lecturas, este cura comentó sobre las dos:

Lectura del libro del Levítico (23,1.4-11.15-16.27.34b-37):

El Señor dijo a Moisés: «Estas son las festividades del Señor, en las que convocarán a asambleas litúrgicas. El día catorce del primer mes, al atardecer, es la fiesta de la Pascua del Señor. El día quince del mismo mes es la fiesta de los panes sin levadura, dedicada al Señor. Comerán panes sin levadura durante siete días. El primer día de éstos se reunirán en asamblea litúrgica y no harán ningún trabajo. Los siete días harán ofrendas al Señor. El día séptimo se volverán a reunir en asamblea litúrgica y no harán ningún trabajo de siervos».
El Señor volvió a hablar a Moisés y le dijo: «Di a los israelitas: Cuando entren en la tierra que yo les voy a dar y recojan la cosecha, le llevarán la primera gavilla al sacerdote, quien la agitará ritualmente en presencia del Señor, el día siguiente al sábado para que sea aceptada. Pasadas siete semanas completas, contando desde el día siguiente al sábado en que lleven la gavilla para la agitación ritual, hasta el día siguiente al séptimo sábado, es decir, a los cincuenta días, harán una nueva ofrenda al Señor. El día diez del séptimo mes es el día de la expiación. Se reunirán en asamblea litúrgica, harán penitencia y presentarán una ofrenda al Señor. El día quince de este séptimo mes comienza la fiesta de los Campamentos, dedicada al Señor, y dura siete días. El primer día se reunirán en asamblea litúrgica. No harán trabajos serviles. Los siete días harán ofrendas al Señor. El octavo día volverán a reunirse en asamblea litúrgica y a hacer una ofrenda al Señor. Es día de reunión religiosa solemne. No harán trabajos serviles.
Estas son las festividades del Señor, en las que se reunirán en asamblea litúrgica y ofrecerán al Señor oblaciones, holocaustos y ofrendas, sacrificios de comunión y libaciones, según corresponde a cada día».

Lectura del santo Evangelio según san Mateo (13,54-58):

En aquel tiempo, Jesús llegó a su tierra y se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal forma, que todos estaban asombrados y se preguntaban: «¿De dónde ha sacado éste esa sabiduría y esos poderes milagrosos? ¿No es el hijo del carpintero? ¿No es María su madre, y no son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿No viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde, pues, ha sacado todas estas cosas?»
Y se negaban a creer en él.
Entonces Jesús les dijo: «Un profeta no es despreciado más que en su patria y en su casa».
Y no hizo muchos milagros allí por la incredulidad de ellos.

Empezó el cura diciendo que en la primera lectura, siguiendo con el libro del Éxodo, donde Moisés proclama las fiestas que han de cumplir los israelíes, primero la Pascua y así continuando... recordamos que al celebrar la Pascual iba Jesús cuando subió a Jerusalén cuando lo mataron, pero no nos olvidemos que Dios envió a Cristo para que fuésemos cercanos a Dios, ya que visto como era su hijo podemos acernos idea de cómo es El Padre, el cura nos recordó que a Cristo lo vemos cada día en la eucaristía y al Espiritu Santo, que es “como transparente” lo percibimos en el amor que podemos poner en práctica echndo una mano donde se pueda.

También nos recordó que era el día en que la iglesia recuerda a San Juan María Vianney.


Patrón de todos los sacerdotes diocesanos del mundo, antes solo era el patrón de los Papas, pero eso cambió, ahora de todos los curas, por eso el cura nos recordó que hay que rezar por los curas y que nunca lleguemos a romper la relación con el cura de la parroquia que te toque, pase lo que pase, porque hay curas “muy borricos” ( esto lo dijo en tono jocoso refiriéndose a él) pero que Dios a través de los curas hace maravillas, no es la persona sino lo que representan, porque Dios ya sabe que los curas son unos “desastrillos” pero si todos rezamos, podemos ayudar a que sean mejores, pero nos recordó que nos debemos centrar en los 7 sacramentos y también nos dice que Dios tiene muchas formas de querernos, pero aprovechemos los sacramentos para ponerlo en práctica.

Comentó también el Evangelio, donde vemos que Cristo hacía milagros y cosas extraordinarias, pero los de su pueblo no le tenían en cuenta, no le creían, hay que pensar que Dios nos ha dado la libertad de ahí que podemos escoger, esa es la libertad, que es algo que no es para hacer lo que te de la gana, sino tener la libertad para el bien porque hemos sido creados para hacer el bien.

(Sobre lo del cura del pueblo que creo estará de vacaciones, me consta que no es querido, que la gente ha dejado de ir por discrepancias y que incluso han escrito a “altas instancias” para que se vaya...qué pena ¿verdad?, ¿dónde está lo que se supone vamos a aprender a la iglesia?...yo critico sus homilías y es verdad que es frío, pero de ahí querer pedir firmas y montarle líos, eso ya es bien triste...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.